Desarticulado un clan familiar de venta de cocaína

Actualizado 16/07/2015 12:11:28 CET
Cocaína Operación Navegante
Foto: POLICÍA NACIONAL

Se ha detenido a cinco personas e incautado un kilo de droga

   SANTANDER, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Nacional ha desarticulado un clan familiar de origen sudamericano, integrado por tres hombres y dos mujeres, dedicado a la venta y distribución de cocaína en Cantabria. En la operación, se ha detenido a cinco personas --tres de ellas asentadas en Santoña y dos con alternancia entre esta localidad cántabra y Madrid-- e incautado un kilo de droga y 1.800 gramos de sustancias de corte.

   Según han informado fuentes policiales, las detenciones se produjeron el pasado día 10 en el marco de la denominada 'Operación Navegante', cuya investigación se había iniciado en el mes de junio. Además de la droga, se han intervenido cuatro vehículos que los acusados utilizaban para sus desplazamientos, 300 euros en efectivo, así como numerosos efectos que empleaban para la adulteración, distribución y venta de esta droga.

   El pasado día 10 por la mañana se estableció un dispositivo policial con el objetivo de interceptar un vehículo ocupado por dos individuos sospechosos de dedicarse al transporte de droga.

   El vehículo fue detectado sobre las 11.30 horas circulando por la autovía A-8 en dirección a Bilbao, e interceptado a la altura de la salida de la autovía, en dirección a Santoña. Se detuvo a sus ocupantes y se incautó el kilogramo de cocaína, oculto en el interior del mismo.

   A partir de este momento, como continuación del operativo, se detuvo a otras tres personas realizándose dos registros domiciliarios en Santoña y uno Madrid, en los que se intervinieron numerosos efectos e instrumentos relacionados con el tráfico de sustancias estupefacientes.

   Según la Policía, con estas detenciones se paraliza la actividad de un clan familiar de alto nivel de especialización dedicado a la venta y distribución de cocaína en Cantabria, actividad a la que venían dedicándose desde hace tiempo.

   Cuatro de los detenidos -tres hombres y una mujer- fueron puestos a disposición judicial, decretándose el ingreso en prisión de dos de los varones. La quinta persona detenida, una mujer, fue puesta en libertad con cargos tras prestar declaración en dependencias policiales, debido a que es madre de un bebé en estado lactante.

   En las investigaciones y en el dispositivo policial han participado agentes del Grupo de Estupefacientes de la Jefatura Superior de Policía de Cantabria, con la colaboración del Grupo de Crimen Organizado de la Comisaría General de Policía Judicial.

Para leer más