PP cree que el pacto de Gobierno PRC-PSOE "nace muerto" y augura cuatro años "de tensión"

Actualizado 19/06/2019 13:49:00 CET
EUROPA PRESS

Prevé una "convivencia complicada" entre Revilla y Zuloaga y ve como una "probabilidad" que el "matrimonio de conveniencia" no dure los 4 años

SANTANDER, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El PP cree que el pacto de Gobierno entre PRC y PSOE "no hay por dónde cogerlo", "nace muerto" y solo es un "reparto de poder" entre ambos partidos que no traerá ni "cambio", ni "estabilidad", ni "resultados" para Cantabria sino "más de lo mismo". Así, augura una legislatura "cargada de tensión" e "incertidumbre" y una "convivencia complicada" entre los líderes de ambos partidos, el regionalista, Miguel Ángel Revilla, y el socialista, Pablo Zuloaga.

Así ha valorado este miércoles, en rueda de prensa, la presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, el pacto de Gobierno suscrito este miércoles en el Parlamento de Cantabria entre Revilla y Zuloaga en el Parlamento.

Ante esta situación, Sáenz de Buruaga --que ha realizado la rueda de prensa poco antes de que se materializara la firma del pacto entre Revilla y Zuloaga-- ha garantizado que el PP será en esta legislatura "más importante que nunca" para salir "al rescate" de los cántabros.

VE COMO UNA "PROBABILIDAD" QUE EL PACTO PRC-PSOE NO DURE CUATRO AÑOS

A preguntas de los periodistas, la líder de los 'populares' cree que es una "probabilidad" que el pacto entre los dos socios de Gobierno no aguante los cuatro años de legislatura, aunque ha añadido que, a veces, los "matrimonios de conveniencia", aunque no sean "los más felices", sí pueden ser "los más sólidos" y los que se mantienen.

A su juicio, con la reedición de este pacto, regionalistas y socialistas únicamente favorecen el bienestar de ambos partidos pero no así el de Cantabria.

Sobre el contenido del pacto, Sáenz de Buruaga ha afirmado que, dado el resultado que, a su juicio, han tenido otros anteriores alcanzados entre PRC y PSOE, "ni tan siquiera merece la pena" entrar a valorarlo ya que cree que quedará "en agua de borrajas" y "no será más que otro rosario de promesas y compromisos incumplidos".

En cuanto al reparto de áreas que conlleva este acuerdo --en el que, por ejemplo, el PRC pasa a gestionar algunas que han estado estos cuatro años en manos de los socialistas, como la educación, el medio ambiente o el urbanismo--, Sáenz de Buruaga ha señalado que es "lo que menos le preocupa".

Sí ha opinado, cuestionada por la prensa, que en este acuerdo se aprecia una "debilidad" y una "pérdida de poder notoria" por parte del PSOE, una "humillación" a los socialistas que, a su juicio, se ha tratado de "maquillar".

Y es que, a su juicio, éste ha sido el objetivo de la creación de una consejería más en la estructura del Gobierno, donde habrá nueve departamentos, 5 en manos del PRC y cuatro gestionados por el PSOE, incluso --ha dicho Buruaga-- con "verdaderas dificultades" para rellenarlos "de verdad de contenido".

Del acuerdo, sí ha criticado que el PRC por ejemplo vuelva a "cargar el mochuelo" a su socio, el PSOE, de lo que tiene que ver a fiscalidad y financiación autonómica, un asunto este último que, a su juicio, es "el principal reto" en materia económica que Cantabria tendrá que afrontar en esta legislatura. Y es que serán los socialistas los que gestionen de nuevo las áreas de Economía y Hacienda.

En cuanto a la fiscalidad, la presidenta del PP ha denunciado que en el acuerdo "no se menciona en ninguna parte" si los impuestos a los cántabros van a subir o bajar.

También ha criticado que, pese a que ambos socios habían estado de acuerdo en aunar en una sola consejería la Sanidad y los Servicios Sociales, finalmente hayan quedado en dos áreas, ambas en manos del PSOE.

EL DOCUMENTO ENTRE ÁBALOS Y MAZÓN, "EL TIMO DE LA ESTAMPITA"

Además de cuestionar y poner en duda el cumplimiento de los compromisos que el PRC y PSOE asumen en su pacto de Gobierno en Cantabria, ha hecho lo mismo con las promesas que los socialistas a nivel federal asumen en el documento suscrito la semana pasada por el secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos, y el diputado nacional del PRC, José María Mazón.

Buruaga considera que el documento que ha propiciado el acuerdo "en cascada" entre socialistas y regionalistas en Madrid (para el apoyo de los regionalistas a la investidura de Pedro Sánchez); en Cantabria (con el pacto de Gobierno), y en los municipios, (con los acuerdos en muchos ayuntamientos entre ambos partidos), es un conjunto de "promesas vacías", lleno de "vaguedades" y sin "fechas ciertas" de finalización de las obras.

De hecho, lo ha calificado como un "timo de la estampita" y un "nuevo fraude" a Cantabria. "Llueve sobre mojado", ha aseverado.

A su juicio, para suscribir este documento, el PRC "no han podido rebajar más su listón de reivindicación" frente al PSOE, al que ha definido como el "campeón de los incumplimientos".

Para Buruaga, este documento ante una "mera excusa política para intentar un crudo reparto de poder entre regionalistas y socialistas, un intercambio de favores que no nada tiene que ver con las necesidades de Cantabria, sino con las necesidades y los intereses de los dos partidos".

En contraposición, Buruaga ha advertido de que el PP se va a encargar, "en cuanto se abra el Parlamento", que se constituye este jueves, de que "se pongan fecha" a esos compromisos con Cantabria y de su "estricto seguimiento" para evitar que socialistas y regionalistas vuelvan a "tomar el pelo" a los ciudadanos y a intentar "dar gato por liebre".

AYUNTAMIENTOS

Buruaga ha realizado estas declaraciones después de que el Comité Ejecutivo del PP se reuniera anoche para valorar el pacto de Gobierno PRC-PSOE y analizar también el resultado de la constitución de los ayuntamientos.

Sáenz de Buruaga ha señalado que la Ejecutiva del partido está "moderadamente satisfecha" y cree que el "saldo final" conseguido por los populares ha sido "muy positivo" al lograr hacerse con 31 alcaldías o 32 si se añade la de Cabuérniga, municipio donde PSOE y PP llegaron a un acuerdo de Gobierno en el que los dos primeros años la Alcaldía es para el socialista Nicolás Toral y los otros dos para la popular Rosa Fernández.

La líder del PP ha subrayado, además, el hecho de que el PP, además de hacerse con la Alcaldía en los 27 municipios donde el 26 de mayo logró mayoría absoluta haya conseguido hacerse también con otras cuatro (Santander, la Hermandad de Campoo de Suso, Rionansa y Voto y la de Cabuérniga en la segunda mitad de la legislatura), donde gobernará en coalición con otra formaciones políticas o en solitario tras ser la lista más votada.

Además, ha recordado que el PP ha logrado entrar en otros tres gobiernos municipales en plazas "tan relevantes" como, por ejemplo, Los Corrales de Buelna, donde gobernará junto al PRC; en Liendo o en Rasines.

Para Buruaga, estos datos hacen que el PP mantenga "prácticamente intacta" su estructura de gobierno en los ayuntamientos y siga siendo un "gigante municipal".

Sí ha lamentado que el PP se haya quedado fuera de los gobiernos en Piélagos, San Vicente de la Barquera, Miengo o Cieza, donde "tripartitos sin programa" y "de perdedores" se han tenido que unir, según ha dicho, para desbancar al PP, que era el que ganó el 26 de mayo, y "arrollar" la "clarísima voluntad" del electorado.

Para leer más