Actualizado 23/09/2015 16:11 CET

El PP dice que el Gobierno es el responsable último de Valdecilla y de obtener la licencia

"La licencia se firmará tan pronto como obtenga los informes técnicos favorables, pero falta documentación y subsanaciones en la obra"

SANTANDER, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Santander, César Díaz, ha recalcado que el Gobierno de Cantabria es el "responsable último" del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla y de la obtención de la licencia de ocupación para el nuevo edificio, "aunque intente escudarse en la empresa adjudicataria" del contrato.

"El Gobierno es el titular de la concesión y, por tanto, el responsable último de velar por que la empresa adjudicataria cumpla con los términos del contrato", ha enfatizado el también portavoz del equipo de gobierno municipal, que ha pedido al Ejecutivo que "asuma sus responsabilidades y deje de justificarse".

Para el concejal de Urbanismo, alegar que la encargada de tramitar la licencia es la empresa concesionaria "es un despropósito o una muestra de dejación de funciones", porque el Gobierno es quien tiene que supervisar que la empresa cumple los términos del contrato.

"Asegurar que la responsabilidad sobre el nuevo edificio de Valdecilla es sólo de la empresa concesionaria, como sostiene el PSOE, es tanto como afirmar que el Ayuntamiento de Santander no tiene nada que decir si la empresa encargada del servicio de basuras no cumple la frecuencia de recogidas", ha apostillado.

Díaz ha rechazado así los argumentos del portavoz socialista, Pedro Casares, al que ha replicado además que el que está "jugando a la confusión" en este asunto no es el Ayuntamiento, sino el Gobierno de Cantabria, que "primero responsabilizó al Consistorio de la demora en la licencia, ocultando los trabajos que aún quedaban pendientes, y ahora traslada toda responsabilidad a la empresa".

El portavoz del equipo de gobierno municipal ha reiterado que la licencia de primera ocupación de Valdecilla se está tramitando con "absoluta preferencia", pero ha precisado que faltan aún subsanaciones en la obra y documentación, y ha añadido que son el Ejecutivo cántabro y el Servicio Cántabro de Salud quienes deberían "exigir celeridad" a la empresa en el cumplimiento de esos aspectos, no los técnicos municipales.

Entre la documentación pendiente, el edil ha señalado que falta un levantamiento topográfico completo ajustado a la ordenanza municipal -porque el presentado no cumple con lo establecido-, y se han requerido correcciones en la documentación aportada para que emita informe el servicio de bomberos.

Asimismo, se han pedido algunas subsanaciones en materia de aguas, está sin finalizar la urbanización de la acera en la plaza de acceso al hospital y no se ha realizado aún el plan de autoprotección que, según ha precisado, tiene que recibir el visto bueno del propio Gobierno regional antes de su remisión final al Ayuntamiento para la concesión de la licencia.

Por último, Díaz ha insistido en que la tramitación de la licencia "no es una cuestión política, sino técnica", y ha subrayado que se firmará en cuanto tenga todos los informes favorables, lo cual no es posible mientras falten documentos o no se subsanen las cuestiones pendientes.

Para leer más