La residencia Santa Ana de Terán amplía sus instalaciones gracias a la donación de un particular

Cabuérniga.- La residencia Santa Ana de Terán amplía sus instalaciones gracias a la donación de un particular
GOBIERNO
Publicado 24/04/2019 18:30:57CET

La vicepresidenta destaca la mejora asistencial del centro

SANTANDER, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, ha visitado hoy las nuevas instalaciones de la residencia Santa Ana de Terán, en Cabuérniga, y ha felicitado a sus responsables por la ampliación que han llevado a cabo, que ha sido financiada íntegramente gracias a la donación de un particular.

Díaz Tezanos ha destacado la mejora asistencial que ha experimentado este centro que atiende a personas mayores en situación de dependencia con 66 plazas, de las cuales 55 están concertadas por el Gobierno de Cantabria, ya que la ampliación "permite ofrecer una atención integral y personalizada".

La ampliación del centro, a través de la reforma de un edificio anexo, ha supuesto un incremento del número de plazas y el de habitaciones individuales, al pasar de 4 a 20, así como la creación de nuevos puestos de trabajo en una residencia en la que actualmente trabajan 42 personas, según ha informado el Gobierno regional en un comunicado de prensa.

La vicepresidenta ha estado acompañada en su visita por el alcalde de Cabuérniga, Gabriel Gómez; la directora general del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), Felisa Lois; el subdirector de Dependencia, Miguel Ángel Cavia, y la directora del centro, sor Felisa, de la orden de las Hijas de la Caridad.

Díaz Tezanos ha defendido la implantación del modelo de atención centrado en la persona, en el que se propone "una visión diferente" del cuidado, vinculado a la dignidad de las personas mayores, que organice los centros en torno a ellas y no gire tan sólo sobre la organización de los servicios.

"Se trata de una visión del buen cuidado que tiene presente la historia de la vida de cada persona, la planificación de funcionamiento de los centros centrada en los deseos y necesidades individuales y particulares de las personas que viven en ellos y la cercanía, el respeto escrupuloso a la dignidad y el buen trato de los profesionales para conseguir esa conexión más humana", ha indicado.

Igualmente, ha subrayado la calidad del trabajo diario de las personas trabajadoras de la residencia Santa Ana, así como la calidez, el buen trato, y su buen hacer a la hora de atender, cuidar y hacer compañía a las personas mayores.

Las nuevas instalaciones contribuyen, en su opinión, a crear espacios "más hogareños y familiares" para que las personas residentes se sientan como en casa, desarrollen sus capacidades y derechos y se relacionen con otras personas residentes.

La vicepresidenta también ha destacado la importancia de apostar por este tipo de centros porque el sector de la dependencia -ha dicho- "ya es un nicho de creación de empleo muy importante, y lo seguirá siendo en los próximos años".

"Muchas de las residencias o centros de día que existen en los diferentes municipios de Cantabria, sobre todo en los más pequeños, se han convertido en los principales agentes generadores de empleo", ha señalado.

Un empleo de calidad que, tal y como ha explicado, "no se deslocaliza y que, debido al problema del envejecimiento al que nos enfrentamos en Cantabria, garantizará empleo fijo en el futuro", ha insistido.

"LA MAYOR INDUSTRIA DEL VALLE"

Por su parte, el alcalde de Cabuérniga, Gabriel Gómez, ha destacado la importancia que la residencia Santa Ana tiene en el municipio y en el valle, tanto por los puestos de trabajo que genera como por la atención de calidad que presta a las personas mayores.

"Es la mayor industria que hay en el valle y trata a sus residentes de manera estupenda. Hay gente que viene de fuera para pedir plaza porque tiene muy buena fama", ha ensalzado el regidor.

Sobre la ampliación del centro, ha considerado que las nuevas instalaciones son de una extraordinaria calidad y van a contribuir a mejorar la atención integral que merecen las personas mayores por toda una vida de trabajo, esfuerzo y sacrificio en beneficio del crecimiento y desarrollo de la región.

Gómez ha mostrado su satisfacción por el incremento de plazas del centro, ya que permitirá que un mayor número de personas mayores de Cabuérniga y alrededores utilicen sus instalaciones sin necesidad de trasladarse a otros lugares.

Finalmente, la encargada de la residencia Santa Ana, sor Felisa, se ha mostrado igualmente satisfecha por ver mejoradas las instalaciones del centro y poder ofrecer más servicios y en mejores condiciones.

Tal y como ha explicado, la ampliación del centro ha supuesto un incremento del número de plazas y el de habitaciones individuales, al pasar de 4 a 20, así como la creación de nuevos puestos de trabajo en una residencia en la que actualmente trabajan 42 personas.

La residencia Santa Ana presta servicios sociosanitarios y psicosociales en la comarca Saja- Nansa desde 1988, aunque la presencia de la Hijas de La Caridad en Cabuérniga se remonta a 1877, cuando fundaron el colegio Sagrada Familia.

En la actualidad, sus instalaciones están adaptadas para facilitar la movilidad y la accesibilidad de las personas residentes, entre ellas 32 habitaciones con baño geriátrico.

Dispone, además, de jardines y zonas verdes, y entre sus servicios, destaca la atención médica, de enfermería, fisioterapia, podología, así como la atención social, psicosocial y religiosa, además de servicios de restauración, peluquería, limpieza, lavandería, costura y cocina.

Contador