Revilla se compromete a mediar con Liberbank por los desahucios

Actualizado 23/10/2015 19:10:36 CET
El presidente en la reunión
GOBIERNO

Las reivindicaciones de estos colectivos se recogerán en el anteproyecto de la Ley de Emergencia Habitacional

SANTANDER, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se ha comprometido con representantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y del colectivo Stop Desahucios a mediar en los casos de afectados con la entidad financiera Liberbank.

Revilla ha adquirido este compromiso que le han pedido ambos colectivos y, de hecho, ha indicado que tratará de hacerlo esta misma tarde, ya que estará en Oviedo con motivo de la entrega de los Premios Princesa de Asturias y allí espera ver al presidente de Liberbank, Pedro Rivero.

Miembros de estos colectivos ya han tratado de negociar con este banco varias veces pero no lo han logrado y nuevamente (así lo hicieron la semana pasada) han "optado por encerrarse en oficinas" de la entidad financiera algo que, aunque "no les apetece", creen que es lo único que pueden hacer.

Según Revilla, estas personas "lo único que quieren es un interlocutor para que, en esos casos de afectados por Liberbank y que principalmente se encuentran en Torrelavega y Castro Urdiales, desde el Gobierno hagamos mediación".

El presidente regional ha hecho estas declaraciones tras abandonar antes de tiempo la reunión que tanto él como el consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, mantenían con la PAH y Stop Desahucios debido a que, precisamente, se iba a Asturias.

EL GOBIERNO HA PARADO 5 DESAHUCIOS

Respecto a esta problemática, Revilla ha enfatizado que, desde la llegada del PRC-PSOE a la Administración regional, el Gobierno ha parado cinco ejecuciones de desahucios pero, ha indicado, ha sido en casos de viviendas propiedad del mismo Ejecutivo.

"Nosotros, en las que son viviendas propiedad de Gesvican --dependiente de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda-- no vamos a expropiar a ninguna familia que tiene una situación que deviene de haber perdido el trabajo y mucho menos si tiene familia", ha dicho.

A este encuentro, ambos colectivos han acudido acompañados de una familia de afectados que, tras pagar su alquiler mensualmente, deberán abandonar la vivienda el próximo 5 de noviembre por sentencia judicial, por "no haber podido pagar unos recibos de la luz" que en concreto ascienden a 900 euros.

Revilla ha manifestado que esta familia, con dos hijos y con orden de desahucio, ha pedido que el Gobierno trate de pararlo.

"Con la ley en la mano seguro que será correcto, pero no puede ser que una familia que ha pagado por adelantado el alquiler de un año, por 900 euros se vea en la calle", ha indicado.

Así, el propio presidente se ha comprometido a hacer "todas las gestiones posibles" comenzando porque "haya un poco de sensibilidad y aplacen la ejecución del desahucio" o sino tratará de "encontrarles un vivienda" en la que puedan vivir por "un alquiler módico, ya que están en paro además".

Asimismo, Mazón ha lamentado la situación "dramática" que atraviesa esta familia de afectados dado que su desahucio es "inminente" aunque, al igual que ha hecho el presidente regional, el Gobierno "tratará de solucionar este caso concreto".

Sin embargo, ha apuntado que, en términos generales, se ha vuelto a ofrecer a los afectados de la PAH y de Stop Desahucios la oficina de intermediación que se está creando en la Consejería y en la que "pueden encontrar ayuda de asesoramiento e intermediar con terceros, ya sean bancos o particulares".

El consejero ha indicado que, aunque el problema de los desahucios "no se acaba de la noche a la mañana", desde el Ejecutivo se van solucionando asuntos e, incluso en casos que no puedan solucionarse, "el Gobierno tiene que estar detrás para tratar de solucionarlo".

MOCIÓN EN EL PARLAMENTO Y FUTURA LEY

Por otro lado, la PAH y Stop Desahucios han informado a Revilla y a Mazón que han registrado una moción en el Parlamento Regional, a la que esperan que se sumen todos los grupos, que contiene medidas para paliar la situación de los afectados.

Entre ellas, el presidente ha destacado que ambos colectivos piden que no se pueda desahuciar a familias con hijos, que se cree un parque de viviendas público para alquiler social o que el Ejecutivo intermedie en los casos de afectados con Liberbank.

El presidente regional ha destacado que las demandas tanto de la PAH como de Stop Desahucios estarán recogidas en la futura Ley de Emergencia Habitacional en cuyo anteproyecto "está trabajando el Gobierno" y que se espera que pueda estar "a final de año".

En este punto, el consejero de Obras Públicas y Vivienda ha avanzado que ya hay un borrador del anteproyecto "muy desarrollado" y que se tratará de "pactar" con los grupos parlamentarios, a quienes desde el Ejecutivo también se quiere informar de cómo va desarrollándose el texto.

Por su parte, el portavoz de Stop Desahucios, Antonio González, ha agradecido la disposición del Gobierno y sus "buenas palabras" pero ha indicado que esperarán a que todo ello se plasme en "hechos", que es "lo que importa". "Entonces aplaudiremos y estaremos contentos", ha apostillado.

Mientras que la representante de la PAH, Antonia Luengo, ha apuntado que desde el Gobierno "parece que están abiertos" a alcanzar acuerdos con estos colectivos. "Parece que se abren poco a poco los caminos para los afectados, gente que lo está pasando tan mal", ha añadido.

Para leer más