La tasa de paro por debajo del 10%, objetivo de Revilla para esta legislatura

Actualizado 11/07/2015 11:27:51 CET
Miguel Ángel Revilla
EUROPA PRESS

"No va a cambiar" el plan eólico aprobado por el PP

SANTANDER, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, "aspira" a reducir la tasa de paro "entre este año y el que viene", hasta el entorno del 14%, y llegar "a final" de legislatura con menos del 10%.

Revilla se marca, al menos, ese "objetivo" pero, en una entrevista a Europa Press, ha aclarado que eso "dependerá del ciclo" económico "expansivo" que, aunque con algunos "nubarrones" como el problema de Grecia, se está abriendo y que es una "baza favorable".

Y es que el presidente cántabro, que tomó posesión de su cargo el pasado martes, espera que ese ciclo permita a Cantabria "tener más disponibilidades económicas" y contribuya a una "bajada importante del paro".

Además, afirma que "lo más importante" es que ese crecimiento no haga "más ricos a los ricos" sino que se "redistribuya" y "favorezca a los que peor lo están pasando" y dé "la posibilidad" de reducir ese 27% de personas que, según la última Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística, se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión en niveles de hace "6 o 7 años" (era del 13,6% en 2009).

Aunque sin realizar concreciones sobre los fondos a destinar ya que aún no sabe de cuánto dispondrá, insiste en que "dará prioridad" a la educación, la dependencia y la sanidad por ser, a su juicio, los temas "que más angustian a las capas más desfavorecidas de la sociedad" y haber sido los que han sufrido "recortes".

Para Revilla, esos serían "los grandes objetivos" y para conseguirlos, además del ciclo económico, Cantabria va a tener como "apuesta" a la industria, la cual aboga por "relanzar" y para la que la región reúne factores "muy positivos", a su juicio, como la "poca conflictividad" y la "añoranza" que siente de ese sector.

En este sentido, insiste en que lo primero que hay que "intentar que las que están no cierren", como Nestor Martin, o que abran, como Greyco o Sniace, una empresa esta última que "hay que volver a abrir".

Respecto a la fábrica de estufas de Maliaño (Camargo) de Nestor Martin, Revilla planteará una reunión una vez que ya esté conformado el equipo que "va a solucionar en primera línea" el problema, esto es el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, y los responsables de la Sociedad para el Desarrollo de Cantabria (Sodercan).

Estudiar las ofertas que hay por la planta de Fundiciones Greyco en San Felices de Buelna y estar "muy pendiente" de lo que sucede con la fábrica de Bosch en Treto son otras de las cuestiones que hay que abordar "antes de hablar" con otras empresas de fuera para que se instalen en Cantabria.

Respecto a esto último, ha subrayado que "no cree" que haya otra "que ofrezca condiciones más ventajosas" para hacer que vengan. "Pero eso hay que venderlo, hay que publicitarlo", ha dicho Revilla, que aboga por "reforzar esas virtualidades" de la comunidad autónoma.

"NO VA A CAMBIAR" EL PLAN EÓLICO DEL PP

Desarrollar el Parque Científico y Tecnológico de Santander y Cantabria (PCTCAN), ampliándolo, y apostar por las energías renovables, que "son el futuro", son otros de sus objetivos esta legislatura.

Para ello, Revilla "apuesta" por el plan eólico (Ley de Aprovechamiento Eólico de Cantabria) aprobado por el Gobierno del PP, el cual, según ha anunciado, "no va a cambiar", y quiere "rescatar" el proyecto de crear un parque eólico marino.

"Hicimos ahí un intento y todo eso se vino abajo", ha lamentado Revilla, el cual considera que en Cantabria había tecnología para desarrollar ese proyecto, que se planteó en su anterior etapa como presidente regional.

Otras de las tareas que quiere abordar Revilla y su Gobierno PRC-PSOE es la de potenciar el turismo, desestacionalizándolo y reforzando el aeropuerto Santander Parayas Severiano Ballesteros con más destinos, con horarios que permitan llegar un viernes por la mañana y partir el domingo por la tarde, y recuperando la línea de bajo coste con Madrid --una tarea en la que el consejero Francisco Martin se pondrá a trabajar ya--.

Otros objetivos son "desbloquear" el proyecto Comillas en torno al idioma español en un Seminario Mayor de la antigua Universidad Pontificia, al que le queda la mitad de una rehabilitación que ya hubiera estado "acabada" si hubiera gobernado la pasada legislatura y no el PP.

De hecho, Revilla se ha comprometido, incluso, a "intentar, por todos los medios", "recuperar" la idea de la sede de Colegios del Mundo Unido en Comillas. "Ese que iban a hacer aquí ya lo están haciendo en Alemania, pero ya me están hablando de que quieren hacer otro", ha dicho el presidente, que, sin embargo, ya ha advertido que, para ello, tiene que participar "muchísimo la iniciativa privada".

REVILLA AL GOBIERNO CENTRAL "SI VEO DISCRIMINACIÓN, ME VA A OÍR"

En esta legislatura como presidente --la tercera--, Revilla confía en "tener buenas relaciones" con el Gobierno central, con el que va a ser "muy exigente" y del que espera que no haya "discriminación" por el hecho de no ser del PP. "Si veo que hay discriminación me van a oír", ha advertido el regionalista, que se muestra cauto respecto a las palabras dichas por el ministro de Interior, Jorge Fernández, en su toma de posesión en relación a que ambos Ejecutivos, central y regional, se iban a "entender".

"Hombre, eso son palabras muy bonitas que se dicen pero luego la realidad hace que de las palabras a los hechos... Hombre, no creo que en Madrid hayan visto con buenos ojos que hayan perdido una autonomía de mayoría absoluta", ha ironizado.

A pesar de todo, Revilla "cuenta" con que el presidente del Gobierno central y del PP a nivel nacional, Mariano Rajoy, cumpla con su "compromiso" de llevar a Cantabria el AVE y que será la "gran reivindicación" de la legislatura "aunque haya gente que no esté de acuerdo".

Sin embargo, ahora, más que AVE, Revilla prefiere llamarlo "tren de altas prestaciones" para que --dice-- "no se entienda que vamos a hacer un AVE de Reinosa a Santander".

El presidente ha asegurado que "se ha expresado mal" cuando durante todo este tiempo lo ha llamado AVE y ha aclarado que al tren que "siempre" ha reivindicado es un tren mixto --pasajeros y mercancías--, que sea "competitivo" y que cubra el trayecto Santander-Madrid en tres horas.

Revilla ha reconocido que la alta velocidad será entre Madrid y Reinosa, o incluso, sin llegar, en Mataporquera. "De Reinosa a Santander habrá que mejorar lo que se pueda", ha dicho el regionalista, que ha insistido en que "no va a dejar de pedir" ese tren que haga, además, que el Puerto de Santander no quede "en desventaja" con los puertos de Gijón y Bilbao.

De hecho, ha insistido en que, además del pago íntegro de las obras del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, llevará a Rajoy la carta con su compromiso sobre este tren cuando se reúna con él, algo que prevé que ocurrirá en agosto.

Aunque Revilla "espera tener buenas relaciones" con el actual Gobierno central, reconoce que "le gustaría" que, tras las elecciones generales, hubiese en Madrid un Gobierno en el que estuviese el PSOE y su secretario general, Pedro Sánchez, ya que cree que "seguramente" el "trato sería mejor" y el "vendría bien" a Cantabria.

Y es que, Revilla cree que al gobernar Cantabria en coalición con el PSOE, la parte socialista podría pedir a Sánchez "con más fuerza" las demandas para Cantabria.

Al socialista o a Mariano Rajoy o a quien esté en la Moncloa, a donde Revilla seguirá yendo en taxi, continuará llevando anchoas, sobados, miel o cualquier otro producto cántabro. "A lo mejor a estos no les gusta la miel... Si me dicen que lo que les gustan son los quesos se los llevo. Por descontado", ha aseverado.

Para leer más