Actualizado 26/04/2007 16:09 CET

Santander.- La Unión acusa a Víctor Gil de favorecer un "negocio urbanístico" de 96 millones de euros frente al PCTCAN

Asegura que se trata del "mayor escándalo urbanístico de la historia de Cantabria" y trabaja en una posible denuncia ante los tribunales

SANTANDER, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de La Unión, Rafael Sebrango, acusó hoy al concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Santander, Víctor Gil, de "otorgar a favor de determinados particulares con los que mantiene públicas y claras relaciones", un "negocio urbanístico" con un valor final en torno a "16.000 millones de pesetas" (más de 96 millones de euros) en terrenos situados frente al Parque Científico y Tecnológico de Cantabria (PCTCAN).

En esa zona, según denunció hoy públicamente Sebrango, varios compradores, antes de conocerse el proyecto del Parque Científico, iniciaron un proceso de adquisición de terrenos rústicos "sin valor o interés urbanístico", lo cual a su juicio, representa una "locura" a no ser que se dispusiera de información previa sobre el futuro que iban a tener esos suelos.

Así, con la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), aprobada ya de forma inicial, esos terrenos pasarán a ser urbanizables y, además, se les asocian aprovechamientos urbanísticos vinculados a espacios protegidos por el Plan de Ordenación del Litoral (POL), con lo cual se podrán construir cerca de 6.500 viviendas, explicó el presidente de La Unión.

Según Sebrango, la nueva ordenación de esos terrenos les concede la "máxima" edificabilidad de las otorgadas para los nuevos desarrollos urbanísticos previstos en el PGOU (0,69 metros construidos por cada metro cuadrado de superficie), la "máxima" densidad de viviendas permitidas por la Ley del Suelo (70 por hectárea) y la "máxima" altura edificable entre las nuevas previsiones de desarrollo (no más de 15 alturas).

A ello se añade además otra "evidente ventaja", ya que las obras del PCTCAN incluyeron la dotación de infraestructuras de saneamiento, agua, etcétera, y la construcción de un puente desde el parque a dicho área, salvando así la S-20 que separa los terrenos en cuestión del Parque Científico.

Se trata de unas obras que, en opinión de La Unión, resultaban "inauditas" en el momento de la aprobación del PSIR del Parque Científico, porque entonces esos suelos no eran urbanizables y tampoco se trata de un salida para el parque. En cambio, a su juicio, los propietarios de los terrenos se ahorrarán ahora los costes de esos trabajos de urbanización.

Para Rafael Sebrango, que compareció en rueda de prensa junto a la secretaria general de la formación, Pilar de la Hera, se trata del "mayor escándalo urbanístico de la historia de Cantabria". La Unión está "procesando" informaciones recibidas, algunas de ellas en las últimas horas, para determinar los posibles delitos vinculados a la operación (información privilegiada, tráfico de influencias e incluso prevaricación) y estudiar si lo denuncia ante los tribunales.

Sebrango, quien calificó a Víctor Gil como "el padre de toda esta historia", recalcó que la intención de La Unión no es "meter a nadie en la cárcel", sino evitar que llegue a consumarse el delito impidiendo la recalificación prevista en el PGOU para esos terrenos. Por ello, plantean primero la denuncia pública y, en función de la respuesta o del análisis de la información que están estudiando, puede que se vean "en breve en la obligación" de presentar denuncia contra el concejal de Urbanismo.

(((Habrá ampliación)))