Publicado 24/06/2020 20:26:22 +02:00CET

Textil Santanderina eleva a 137 los afectados por el ERTE y comité pide "rotación"

La dirección baja los afectados por suspensión de empleo y aumenta aquellos a los que pretende aplicar reducción de jornada

SANTANDER, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

La dirección de Textil Santanderina ha incrementado en seis, hasta 137, el número de trabajadores afectados por el nuevo Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) planteado al comité, aunque ha aumentado los operarios que se verían afectados por reducción de jornada mientras ha disminuido aquellos a los que aplicaría la suspensión, que en principio eran 63 y 68, respectivamente.

Así lo han indicado a Europa Press representantes del órgano sindical, que piden a la dirección que haya "rotación" entre los trabajadores que se vean afectados por la regulación, planteada por causas económicas y productivas y que inicialmente se iba a aplicar a 131 empleados de los 317 que hay en total.

Al término de la reunión negociadora mantenida este miércoles, el comité ha expresado que la empresa "sigue en sus trece", es decir, que continúa decidida a aplicar el nuevo ERTE, del 1 de julio al 31 de diciembre, que daría continuidad al vigente en la actualidad que se empezó a aplicar a mediados de abril, aunque haya "cambiado posiciones", con más trabajadores con reducción de jornada que suspensión.

En el apartado social, y según las citadas fuentes, Textil estaría dispuesta a "dar la mitad" de lo aportado en el expediente anterior. Esto es, que si antes la aportación económica era de 430 euros a trabajadores suspendidos de empleo, ahora sería de 216.

Ante esto, el comité seguirá con las "duras" negociaciones y planteará en el próximo encuentro, previsto este viernes, 26 de junio, a las 10.30 horas, que el propuesta de regulación sea "lo más igualado posible" para los trabajadores, de cara a lo cual proponen que haya "rotaciones" con "equipos" de operarios que se vayan alternando, trabajando por meses, por ejemplo.

Lo que no quieren es que un empleado "se coma" 180 días de suspensión de empleo -seis meses, plazo a partir del cual la aportación de Empleo baja del 70% al 50%- y tenga una "merma económica". El objetivo es así que no haya "discriminación" en la plantilla.

El nuevo ERTE, de seis meses, dará continuidad al actual, que entró en vigor el 14 de abril y concluye el próximo 30 de junio, y que ha afectado a 273 trabajadores, el 86% de la plantilla.

Contador