Publicado 17/11/2015 13:17CET

Los tres jóvenes acusados de agredir al comerciante de Torrelavega están en prisión desde el viernes

La víctima falleció anoche en Valdecilla, donde estaba ingresado en estado "crítico" tras la "brutal" paliza

SANTANDER, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los tres jóvenes acusados de robar y agredir el pasado miércoles al comerciante de Torrelavega, que falleció anoche en el Hospital Valdecilla donde se encontraba ingresado en estado crítico desde la agresión, se encuentran en prisión provisional, comunicada y sin fianza, desde el viernes, cuando prestaron declaración en el Juzgado de Instrucción número 3 de Torrelavega, que es el que estaba de guardia cuando sucedieron los hechos.

Según el auto dictado por el juez Juan José González, del Juzgado de Instrucción número 6 en sustitución ordinaria del 3, los acusados --dos chicos y una chica de entre 20 y 24 años que fueron detenidos tras lo sucedido-- están imputados por sendos delitos de robo con violencia, lesiones y tentativa de homicidio.

De acuerdo con la resolución judicial, en este caso concurren "todos" los requisitos para decretar prisión comunicada y no eludible con fianza, al existir "méritos bastantes" para considerar que J.A.P.A., R.G.C. y L.B.R. son responsables de los citados delitos.

Así, consta que el día 11 de noviembre, sobre las 21.15 horas, los tres -uno de ellos con antecedentes- entraron en el establecimiento que regentaba la víctima, de origen oriental, en la calle Ceferino Calderón de Torrelavega, con ánimo de sustraer determinados artículos, como una dos botellas de vodka, una de agua con gas o una tableta de chocolate.

Al oponerse el propietario a sus pretensiones, los jóvenes le agredieron "brutalmente", por lo que fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de Valdecilla "muy grave", en estado "crítico".

La mujer del dueño del local, que también fue agredida y que sufrió heridas leves, constató que los tres jóvenes intentaron robar botellas de whisky, yendo dos de ellos por los pasillos de la tienda mientras otro discutía con su marido. También manifestó que "los tres" agredieron a su esposo, mientras que hay "contradicciones" en las versiones de los imputados, que no están de acuerdo en si la chica y uno de los chicos entraron antes que el otro al establecimiento o dónde se juntaron.

Además, frente a las manifestaciones "claras y contundentes" que les incriminan, los procesados no han aportado ningún dato ni prueba alguna para desvirtuar sus imputaciones, al tiempo que constan las "graves lesiones" que causaron a la víctima.

El auto aclara que la prisión adoptada para los tres jóvenes se adopta sin perjuicio de que cuando sean oídas otras partes, como la mujer del fallecido, pueda reformarse, para todos o algunos de ellos, si la testigo aclara que no todos intervinieron en la brutal paliza, como sí manifestó a la policía.

En la resolución judicial se recuerda que el delito de homicidio conlleva una pena de prisión de diez a quince años, mientras que la del robo con violencia oscila entre los dos y los cinco.

HECHOS

El suceso tuvo lugar el pasado miércoles sobre las 21.15 horas cuando R.G.C., de 20 años; J.A.P.A., de 24 años; y L.B.R., de 21 años; estaban dentro del establecimiento comercial, ubicado en la calle Ceferino Calderón de Torrelavega, apoderándose de varias bebidas y productos de alimentación.

El responsable del comercio sorprendió a los jóvenes e intentó que dejasen lo sustraído en su sitio y no abandonaran la tienda sin abonar los efectos.

Entonces, y según la Policía, se inició una discusión entre ambas partes tras la cual el hombre fue "brutalmente" agredido. La víctima cayó "inconsciente" al suelo, donde los acusados le propinaron más puñetazos y patadas. Su mujer también fue agredida, y sufrió lesiones de pequeña consideración. Ambos fueron trasladados al hospital.

Aproximadamente una hora después, y gracias a la colaboración ciudadana, ya que varios testigos llamaron al 091, los acusados fueron localizados en las inmediaciones, en la Plaza de la Llama, sentados sobre una plataforma de hormigón y "tomándose" unas "cervezas" que habrían sustraído del local.

Fueron detenidos y llevados al calabozo. Se les intervino una bolsa que contenía trece latas de cerveza, cuatro tabletas de chocolate y otros productos sustraídos en el citado comercio.