Tres personas murieron en las carreteras cántabras en julio y agosto, una menos que en 2017

Vehículo implicado en el accidente mortal en la N-IV en Dos Hermanas
Archivo/Europa Press
Publicado 04/09/2018 14:40:01CET

Esta estadística de la DGT solo hace alusión a vías interurbanas

SANTANDER, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

Tres personas han fallecido en las carreteras cántabras durante los meses de julio y agosto de este 2018, una menos que en el mismo periodo del año pasado, lo que supone un descenso del 25 por ciento, según los datos ofrecidos por la Dirección General de Tráfico (DGT), que solo hacen alusión a las vías interurbanas.

Cantabria ha sido, junto a Andalucia, Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha, Extremadura, Comunidad de Madrid y La Rioja, una de las ocho comunidades autónomas que ha experimentado descensos.

A nivel nacional, un total de 259 personas han fallecido en las carreteras españolas en 236 accidentes mortales durante julio y agosto de 2018, 34 muertos más que en el mismo periodo de 2017, lo que supone un incremento del 15 por ciento. Además, se produjeron 29 siniestros más (hubo 207 en el verano de hace un año).

El año pasado, la siniestralidad vial del periodo estival descendió con respecto a la de 2016, con un 12 por ciento menos de fallecidos y un 11,2 por ciento menos en accidentes mortales registrados. De este modo, las cifras vuelven a la senda de ascenso, tras los incrementos registrados en el verano de 2015 y 2016.

Se trata de datos provisionales, contabilizados a 24 horas y referidos sólo a accidentes ocurridos en vías interurbanas. Además, estos datos no incluyen la totalidad de la última Operación Retorno, que se desarrolló entre el 31 de agosto al 2 de septiembre. Los días 1 y 2 de septiembre se produjeron 12 accidentes mortales, en los que perdieron la vida 12 personas.

Por meses, julio registró 127 fallecidos, siendo el peor julio desde 2012 (seis muertos más que en 2017), así como el peor agosto también desde 2012, al contabilizarse 132 víctimas mortales (28 más que hace un año). Cabe destacar que agosto de 2017, con 104 muertos, fue el menos siniestro desde que se tienen registros.

Por tipo de accidente, la mayoría fue salidas de vía (37 por ciento), seguido de colisiones frontales (29 por ciento) y colisiones laterales y frontolaterales (15 por ciento).

AUMENTA LA MORTALIDAD DE LOS PEATONES

Además, durante este verano, los usuarios vulnerables representaron el 34 por ciento de los fallecidos (66 muertos de los 259). De ellos, la mayoría fueron motociclistas (52), seguido de peatones (23) y ciclistas (ocho). Con respecto al año pasado, los datos han sido muy similares, a excepción de los peatones, pues este 2018 ha habido ocho muertes más con respecto a 2017.

Según el balance presentado este martes, 29 de los fallecidos en turismo no utilizaban cinturón de seguridad en el momento del accidente (23 por ciento del total de muertos en dicho tipo de vehículo). Respecto al uso del casco, un usuario de ciclomotor y otros dos de moto, no llevaban el casco. Entre los ciclistas, todos ellos sí hacían uso del mismo.

Con respecto a la movilidad, durante los meses de julio y agosto se han producido 88,5 millones de desplazamientos de largo recorrido por carretera, con una media de 2,8 millones de movimientos diarios, lo que supone un aumento del uno por ciento respecto a los que se registraron el verano pasado (87,7 millones). En julio se produjeron 42,3 millones (uno por ciento menos que hace un año) y en agosto 46,3 millones (un tres por ciento más).