Publicado 11/07/2020 14:50:19 +02:00CET

Tripulantes del barco gallego atracado en Santoña con un positivo por COVID, aislados en el albergue de Solórzano

Coronavirus.- Nueva Vida reconvierte un albergue juvenil en residencia para personas sin hogar
Coronavirus.- Nueva Vida reconvierte un albergue juvenil en residencia para personas sin hogar - NUEVA VIDA - Archivo

SANTANDER, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

Al menos los tres tripulantes del atunero gallego 'Mar de Annea' atracado en Santoña que ha registrado un positivo importado del foco de Burela (Lugo) se encuentran en aislamiento en el albergue de Solórzano, según ha podido saber Europa Press.

Fuentes de los pescadores, han explicado a esta agencia que, al parecer, la embarcación arribó en el puerto santoñés el pasado domingo, día 5, para vender sus capturas en la lonja.

Allí, ha permanecido amarrado esta semana y, según estas mismas fuentes, al menos uno de los tripulantes viajó a Galicia y, ya en su regreso a Cantabria, se le confirmó que un familiar, con el que había mantenido allí contacto estrecho había dado positivo por coronavirus.

Por ello, ya de vuelta a Cantabria, y antes de volver a embarcar, se le realizaron la prueba del coronavirus que dio positiva, según informó ayer, a última hora de la tarde, la Consejería de Sanidad.

Tras ello, la Dirección General de Salud Pública activó todos los protocolos de control y seguimiento y procedió al aislamiento del marinero y de los otros dos tripulantes del barco.

Además, el equipo de rastreadores de Salud Pública detectaron contactos en las tripulaciones de siete embarcaciones más con base en Galicia, Asturias y País Vasco, que actualmente se encuentran faenando en la mar.

Ayer por la tarde se realizaron pruebas PCR en el centro de salud de Laredo a todos los contactos que pudieran estar relacionados con el caso positivo en su estancia en Cantabria.

Además, Salud Pública ha contactado con las embarcaciones para extremar las precauciones, anticipar la detección de posibles casos y proceder de inmediato a su aislamiento, para evitar cualquier riesgo de transmisión de la enfermedad.

EL ALCALDE LLAMA A LA CALMA: LA SITUACIÓN ESTÁ CONTROLADA

Ante este suceso, el alcalde de Santoña, Sergio Abascal, ha pedido "calma" a la población y ha afirmado que la situación está "controlada" por la "rapidísima" actuación que se ha realizado.

Aunque Abascal ha querido ser "cauto" con sus declaraciones y ha insistido en que es Salud Pública quien lleva todo, sí ha explicado que, al parecer, los contactos entre la tripulación del barco, y del marinero que ha dado positivo, y los habitantes de la villa ha sido "mínimo".

Ha señalado que, al parecer, se ha realizado la prueba PCR a alguna persona de un establecimiento hostelero que parece haber tenido algún contacto.

El regidor ha explicado que tuvo conocimiento del caso el jueves y fue ayer, viernes, cuando se conoció el positivo de este marinero.

Según ha indicado, el Ayuntamiento mantiene "pleno contacto y coordinción" con la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad; con el presidente de la Cofradía de Pescadores y con la directora general de Pesca del Gobierno regional, Marta López.

El Ayuntamiento está así "a la espera" de indicaciones y de ver si debe llevar a cabo algún tipo de actuación de desinfección o de asistencia.

El alcalde ha insistido en que se trata de un caso importado por lo que no se trata de "ningún foco" en Santoña.

Abascal ha explicado que ahora de lo que se trata es que el marinero que ha dado positivo, sus compañeros de tripulación o los de otras embarcaciones que hayan podido tener contactos reciban toda la atención.

Por su parte, el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Cantabria, Miguel Fernández, cree que tampoco hay que dar a lo ocurrido "más importancia de la que tiene".

Ha recordado que en la lonja de Santoña ya existen medidas de prevención frente al COVID-19 y, cuestionado por el temor de que pueda haber más contagios en este ámbito, ha señalado que no tienen temor porque "no ha habido aproximación".

Para leer más