UIMP.- El índice de mortalidad por las olas de calor debería de incluir factores sociológicos, según Meteorología

Actualizado 31/07/2006 15:07:21 CET

Asegura que si EE.UU. y los países emergentes no suscriben el Tratado de Kyoto, sus efectos no tendrán "mucha efectividad a medio plazo"

SANTANDER, 31 Jul. (EUROPA PRESS) - El jefe de Variabilidad y Predicción del Clima del Instituto Nacional de Meteorología, Luis Balairón, ha alertado hoy de que los índices de mortalidad por las olas de calor que se vienen produciendo en España deberían de incluir también los factores sociológicos, como que los ancianos "no tengan atención en su entorno más cercano", o que "no tienen un buen comportamiento en la toma de agua". Balairón, en rueda de prensa con motivo de su presencia en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), aseguró que en los índices de "mortalidad actual y la anterior -la de años pasados-- tienen que ser descontados estos otros factores que no son clima", algo "que no está hecho", afirmó. No obstante, el especialista en cambio climático aseguró que "es muy probable" que aunque se produzcan más olas de calor, la población y la administración pública "tomen cada vez más medidas de adaptación a esa mortalidad", para que "se reduzca" el número de fallecidos, que en la actual subida de termómetros se viene cobrando ya una decena de vidas.

En este sentido, Balairón indicó que entre los fallecidos en la actual ola de calor, uno "estaba trabajando en un invernadero a las cuatro de la tarde", con lo que "atribuir ese muerto a circunstancias de cambio climático, a mí científicamente me produce un cierto rechazo", apostilló.

No obstante, Balairón indicó que en la ola de calor del año 2003 en España se arrojó una cifra oficial de muertos de "3.000 fallecimientos", mientras que en Francia "unos 30.000", cuando el país galo sufrió unos "calentamientos muchísimo menores". En cualquier caso, para el jefe de Servicio y patrono de la Fundación ICO, "lo que está por perfeccionar es el mecanismo de cómo llega la información desde que se produce hasta quien la recibe", espacio en el que existe una "capacidad de colaboración muy grande" entre los técnicos y meteorólogos y los medios de comunicación, ya que este proceso de transmisión de datos "se puede hacer muchísimo mejor". KIOTO

Balairón hizo también referencia a la repercusión del Tratado de Kyoto, suscrito en 1992 y reeditado recientemente, ya que, si no es ratificado por los Estados Unidos de América (EE.UU.) y por los países emergentes, sus cláusulas "no tendrán mucha efectividad a medio plazo". Sobre este punto, el representante del Instituto Nacional de Meteorología destacó que, precisamente, uno de los condicionantes que pone los EE.UU. para entrar en Kyoto es que hasta que "no entren todos -los países--, no entra", con lo que se llega a "un paradigma" sin salida. Pese a ello, Balairón aseguró que dicha paradoja "no elimina" la "virtud magnífica" de Kyoto, pues "supuso un punto de inflexión", de introducir el aspecto medioambiental en las relaciones económicas, algo "impensable hace diez años". "Si Keynes levantara la cabeza", le parecería "mentira", "una locura", que a nivel internacional se debatan los efectos contaminantes a "cien años vista", añadió el experto. Respecto a la posición de la población sobre el Tratado, Balairón alertó de que según una reciente encuesta encargada por el banco BBV, se constató que "un sesenta por ciento de la población española desconoce el Protocolo de Kyoto y el otro 40 por ciento no conoce bien su contenido", indicó.