Unanimidad para la comisión sobre irregularidades en SCS desde el 2011

Votación de la creación de comisión de investigación del SCS desde 2011
EUROPA PRESS
Publicado 24/09/2018 18:12:51CET

Podemos solicitará la comparecencia en la comisión de Economía del Parlamento del interventor de la comunidad autónoma, Pedro Pérez Eslava

SANTANDER, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento de Cantabria ha aprobado este lunes por unanimidad la creación de una comisión de investigación que analizará las irregularidades en la contratación del Servicio Cántabro de Salud (SCS) en el periodo 2011-2018, tanto con el actual Gobierno como el anterior, tal y como habían propuesto inicialmente todos los grupos menos el PP, que en una principio anunció que se abstendría pero finalmente hace unos días cambió de postura y hoy ha dicho 'sí'.

Los 'populares' habían promovido una comisión de investigación alternativa que limitaba el periodo a analizar desde el 8 de febrero --fecha en la que la consejera de Sanidad, María Luisa Real (PSOE), recibió el correo electrónico de la jefa de Contratación del SCS, Inmaculada Rodríguez, en el que le advertía de supuestas irregularidades-- hasta la actualidad para conocer cómo había actuado en este tiempo el bipartito en relación a esas denuncias.

RECHAZO A LA COMISIÓN PROPUESTA POR EL PP

Finalmente, la comisión del PP no ha sido aprobada puesto que solo ha tenido el apoyo del diputado del grupo mixto Juan Ramón Carrancio, ex de Ciudadanos, mientras que el resto ha dicho 'no'.

De hecho, algunos, como Podemos, lo han calificado de "tomadura de pelo" dirigida a generar un "circo político sin entrar a investigar el fondo" ni de cuándo viene el problema "para zanjarlo de una vez por todas".

PRC y PSOE han opinado que la propuesta por populares es una comisión "a la carta", "con fines interesados" y diseñada "contra" la consejera. "¿A quién han denunciado? ¿A Isabel Pantoja?", ha preguntado irónicamente el portavoz del PP de Cantabria y diputado, Íñigo Fernández, tras escuchar estas afirmaciones.

DISCREPANCIAS EN EL DEBATE PESE A LA UNANIMIDAD EN EL VOTO

Pese a la unanimidad a la hora de votar sobre esta comisión, durante el debate los grupos han puesto en evidencia sus discrepancias sobre el funcionamiento del SCS.

Y es que mientras que PRC y PSOE han justificado su apoyo a la comisión basándose en la transparencia y han asegurado que en el Servicio en esta legislatura no hay "nada que ocultar", los grupos de la oposición han insistido en la existencia de irregularidades y persisten en su reclamación de cese de Real.

De hecho, varios también han cuestionado la utilidad de la comisión, como Carrancio, que ha reconocido tener "esperanzas limitadas" ya que cree que va a quedar "inconclusa" cuando acabe la legislatura o se va a cerrar "en falso", y también el PP, que insiste en que es una comisión "imposible" por el volumen de contratos a analizar.

Además, el PP ha insistido en que la comisión aprobada, y pese a haber dado su voto, es una "cortina de humo" en favor a Real, que sirve para dar "respiración asistida" a la consejera para "ganar tiempo" hasta las elecciones y para permitir a la consejera "sobrevivir".

Varios de los grupos han aludido al "cambio de opinión" y la "vuelta de tuerca" del PP sobre su postura a la comisión para analizar el periodo 2011-2018. Para el PRC, los populares votarán sí a la comisión "tapándose la nariz" y "cerrando los ojos" para "revertir" su "inadmisible" postura en este asunto.

Podemos ha insistido en que en el SCS se implantó en la pasada legislatura, con el PP, un "sistema de contratación irregular" y "normalizado" que ha pervivido, a su juicio, hasta la actualidad, por lo que considera necesario analizar la contratación en el Servicio desde 2011.

Y es que, a su juicio, la comisión de investigación servirá para dar a conocer los "atropellos" cometidos en la etapa del PP y en la que la actual presidenta del partido, María José Sáenz de Buruaga, era la consejera de Sanidad.

Frente a estas declaraciones, Fernández (PP) ha insistido en que esa etapa ya fue fiscalizada por la Intervención y el Tribunal de Cuentas y no fue denunciada y ha subrayado que la "gestión que huele mal" es la de la actual consejera.

Finalmente, y pese a esta disparidad de opiniones entre grupos, la comisión para investigar irregularidades en el periodo 2011-2018 ha quedado aprobada y ahora la Mesa del Parlamento determinará su tramitación para poder ponerla en marcha.

En este sentido, Podemos ha advertido que "no va a consentir" que con esta comisión ocurra lo mismo que con la aprobada sobre Valdecilla y que, según ha dicho, PP, PRC y PSOE la tienen "aparcada para que no comience". "Esta sí se va a iniciar y sí se van a investigar las posubles corruptelas, sean del PP o del PSOE", ha dicho Blanco.

Por su parte, el PSOE también ha avisado que su grupo "no va a colaborar" en una "caza de brujas", con "conclusiones preestablecidas", que ya tienen "culpables" y que contradigan los informes de la Intervención.

A su vez, Gómez (Cs) ha advertido que su partido no participará en un "sainete" en el que le quieran convencer de que "aquí no ha pasado nada porque ya lo hacían los demás". En este sentido, ha acusado al bipartito regional y al PP a insistir en el "y tú más".

El diputado 'naranja' ha insistido en que las irregularidades sean en 2011 o en 2017 "son irregularidades" y hay que "depurar las responsabilidades políticas" por ellas.

Cs ha afeado al actual bipartito que no haya "cambiado las cosas" en el SCS y Podemos ha opinado que al frente del SCS debe ponerse alguien "que sepa coger las riendas de todo esto" y que tenga las "energías suficientes" para "revertir" los "chanchullos" en el mismo.

PODEMOS SOLICITARÁ LA COMPARECENCIA EN COMISIÓN DEL INTERVENTOR

Más allá del debate sobre estas comisiones, el diputado de la formación morada José Ramón Blanco ha anunciado que este martes, 25 de septiembre, registrará la solicitud de comparecencia en la Comisión de Economía del interventor, Pedro Pérez Eslava, después de que un medio de comunicación haya publicado que la Intervención se niega a auditar más contratos del SCS por falta de recursos.

Tras estas manifestaciones, Podemos quiere que el interventor explique la situación en que se encuentra la Intervención para realizar su trabajo y las "necesidades" de su departamento.

Los podemitas han lamentado que "la única herramienta" que tienen los cántabros dentro del Gobierno para "fiscalizar" la actuación de éste no tenga medios. "Esto es una vergüenza, qué poco os importa Cantabria", ha dicho Blanco a los integrantes del Ejecutivo regional.

Por su parte, el diputado del grupo mixto y portavoz parlamentario de Ciudadanos, Rubén Gómez, ha opinado que el cambio de interventor llevado a cabo hace unos meses con la salida del cargo de Gabriel Pérez Penido y la entrada de Pérez Eslava, le ha venido "bien" al Gobierno PRC-PSOE.

Gómez ha opinado que el informe definitivo de la Intervención sobre irregularidades del SCS en esta legislatura "se ha dulcificado al máximo posible" y pese a ello se mantiene la existencia de irregularidades.

"Me da miedo pensar las presiones a la Intervención para dulcificar las conclusiones. O a lo mejor no se ha hecho falta", ha aseverado el diputado de la formación 'naranja' en alusión a que ha sido el actual Gobierno el que ha nombrado al nuevo interventor.