Publicado 05/06/2020 15:12:26 +02:00CET

Los vecinos del inmueble desalojado en Isabel II podrán regresar este sábado a recoger enseres

Edificio desalojado en la calle Isabel II
Edificio desalojado en la calle Isabel II - JUAN MANUEL SERRANO ARCE

Está previsto que hasta al menos el lunes o martes de la semana que viene no sepan qué pasos se darán en el inmueble o cuándo podrán volver

SANTANDER, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los propietarios e inquilinos de las viviendas, oficinas y locales del edificio ubicado en el número 13 de la calle Isabel II de Santander desalojado ayer, jueves, por el mal estado de uno de los pilares podrán a partir de este sábado, a las 16.00 horas, entrar en el inmueble a recoger algunos "enseres de primera necesidad" pero al menos hasta la semana que viene --el lunes o martes, en principio-- no sabrán cuáles serán los siguientes pasos a seguir o las previsiones sobre cuándo podrán regresar definitivamente.

Así lo ha anunciado este viernes la alcaldesa de Santander, Gema Igual, que este mediodía, junto al concejal de Fomento, Vivienda y Movilidad, César Díaz, y algunos técnicos municipales, se ha reunido con los afectados y también con el técnico que la comunidad de vecinos habían contratado para llevar a cabo el proyecto de refuerzo estructural que se estaban realizando en el inmueble.

El desalojo del edificio, que es de 1945 y cuenta con 29 viviendas (aunque solo una decena ocupadas con 21 vecinos en total), 9 locales a pie de calle y 8 en el entresuelo, se produjo ayer sobre las 19.15 horas por resolución del Ayuntamiento después de que el técnico responsable de las obras de refuerzo lo solicitara al detectar que había un pilar debilitado.

En declaraciones a los medios de comunicación, la alcaldesa ha explicado que durante la noche se han estado realizando trabajos de apuntalamiento, concretamente en las viviendas de la mano C, que son las que están encima de la tienda de telefonía y del entresuelo donde se detectó el pilar debilitado.

Ya desde esta mañana se ha estado reforzando el pilar debilitado pero, una vez concluido esta tarea, se necesitan unas 24 horas para que fragüe correctamente. Es por eso que los vecinos no podrán entrar a recoger enseres hasta mañana, sábado, a las 16.00 horas. Lo harán acompañados por efectivos de los Bomberos.

Además, se permitirá también que se pueda sacar de las oficinas que hay en el edificio material o equipamiento que precisen para poder seguir trabajando.

El desalojo hizo que se cortara al tráfico la calle Isabel II y se restringiera el paso en la calle San Francisco, afectando ello a unos locales anexos al edificio afectado.

Por ahora, estas restricciones se mantendrán al menos hasta este sábado a las 16.00 horas. Si entonces se comprueba que el refuerzo realizado en el pilar se ha realizado correctamente y ha fraguado bien se decidirá si se puede levantar las restricciones y abrir el tráfico en Isabel II, ha explicado el edil de Fomento, Vivienda y Movilidad.

En este sentido, la alcaldesa ha afirmado que "lo primordial" es la seguridad y no se va a anteponer nada a ella, con lo que si se demuestra que es seguro y se puede abrir la calle se abrirá pero si no es seguro o si hay dudas se mantendrá cerrada por ahora.

Además, según ha relatado la alcaldesa a los medios de comunicación tras la reunión, el técnico estructurista contratado por la comunidad de vecinos para el refuerzo que se estaba realizando ha explicado a los vecinos que necesita de plazo hasta principios de la semana que viene (el lunes o el martes) para proponerles cuál va a ser el siguiente paso a seguir en el edificio.

Díaz, por su parte, ha explicado que en dicha reunión el técnico intentará dar alguna concreción más sobre la forma de proceder, los posibles plazos que se precisan para ejecutar ese refuerzo y si las obras pueden compatibilizarse o no con la vuelta de los vecinos a sus casas.

La alcaldesa ha explicado que esa será ya una reunión entre la comunidad y el técnico ya que, según ha recordado, la obra en el edificio "no es una obra municipal".

Sin embargo, Igual y Díaz han explicado que deberá ser el Ayuntamiento, concretamente el arquitecto municipal, el que, en cualquier caso, deberá dar el visto bueno a la vuelta de los vecinos en base a los informes técnicos que se le presenten y si considera que se dan todas las circunstancias de seguridad para poder decretar el retorno total o parcial al inmueble.

"Nosotros velaremos porque la vuelta a la ocupación del edificio sea la mas segura", ha garantizado la alcaldesa, que ha recordado que ya desde ayer el Ayuntamiento se puso a disposición de los vecinos, decretando el desalojo e intentando ayudarles.

Igual ha explicado que la disposición de los vecinos "es buena" y están todos "más o menos organizados". Ayer, tras el desalojo, se les ofreció alojarse en el hotel Silken Coliseum, muy próximo al edificio, pero finalmente solo cuatro se alojaron allí y el resto buscaron cada uno un lugar donde quedarse.

Para leer más