El acusado de matar a una joyera de Albatana se declara inocente

Publicado 12/12/2018 17:15:36CET

ALBACETE, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El acusado de matar a una joyera vecina de Albatana (Albacete) el 1 de julio de 2015 se ha declarado inocente este miércoles en la primera sesión del juicio que se ha celebrado en la Audiencia Provincial albaceteña con jurado popular.

Durante su declaración, el acusado ha negado ser el autor de los hechos y ha asegurado que fue encañonado con una pistola para participar en los mismos. La víctima acudió a la vivienda del acusado el 1 de julio de 2015 y lo hizo acompañada de un primer hombre de etnia gitana, ha señalado el acusado, que ha añadido que la joyera entró en la casa y su acompañante se quedó en el coche de la víctima, aparcado fuera de la vivienda.

Una vez la mujer estuvo dentro, el acusado pasó a su dormitorio a por dinero --tenía que pagarle una compra de joyas-- y fue entonces cuando el hombre que le acompañaba entró en la casa, cogió a la víctima de la ropa --a la altura del cuello-- y la llevó a la fuerza hasta la habitación donde sacó el arma y apuntó al acusado.

En ese momento, un segundo hombre entró en la casa también con un arma y ambos le obligaron a atar a la joyera, ha relatado el acusado. Luego la metieron en el maletero del coche, el acusado condujo mientras el primer hombre estaba en el asiento trasero apuntándole en todo momento con la pistola y diciéndole por dónde tenía que ir.

Según el acusado, fue el primer hombre quien golpeó a la mujer con el arma en la cabeza, la metió nuevamente en el maletero y le ordenó que condujera hasta una zona agrícola de Ontur donde la dejaron. "En ese momento sentí que la pierna se movía", ha dicho el acusado, lo que le llevó a pensar que estaba viva.

Tras abandonar a la mujer, el acusado ha descrito la vuelta que dieron con el coche a toda velocidad --entonces conduciendo este primer hombre-- que les llevó hasta Ontur, donde aparece un tercer hombre, también de etnia gitana y con un tatuaje en el cuello al que el primer hombre le pide gasolina, la misma que luego utilizarían para quemar el coche de la víctima.

Asegura el acusado que, una vez que lo dejaron volver a su casa, no avisó a la Guardia Civil ni pidió ayuda porque lo habían amenazado tanto a él como con hacerle daño a su familia. "Me dijo que si hablaba iba a matar a toda mi familia, que podía mandar gente a mi país (Paraguay) a matar a mi familia", ha asegurado. Unas amenazas que habría seguido recibiendo, según cuenta, también en la cárcel.

LA SESIÓN SE REINICIA ESTE JUEVES

Este miércoles, además del acusado, ha declarado el marido de la víctima y este jueves se reinicia la sesión a partir de las 9.00 horas, según han informado a Europa Press fuente judiciales, cuando está previsto que declaren 11 personas en calidad de testigos, entre ellos varios agentes de la Guardia Civil que participaron en la investigación.

A los testigos previstos se suma uno más, de última hora, solicitado por la abogada de la defensa. Se trata de un hombre, preso en el centro penitenciario albaceteño de 'La Torrecica', que este mismo martes se puso en contacto con el acusado para decirle que conocía al segundo hombre y es por ello que la defensa pide que testifique "para que ayude a esclarecer la autoría de estos hechos".

El Ministerio Fiscal se ha opuesto a la declaración de esta persona porque, tal y como ha explicado la fiscal, "vulneraría el derecho a la tutela judicial". También la acusación se ha opuesto, pero finalmente se ha admitido la prueba.

LOS HECHOS

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, que pide 32 años y medio de cárcel para el acusado, los hechos ocurrieron el 1 de julio de 2015, cuando la víctima, joyera de profesión, acudió a Tobarra a reunirse con el acusado, que era cliente suyo. Éste la metió en el maletero del coche que llevaba la mujer y la llevó a un terreno apartado, donde la sacó, maniatada, y la golpeó fuertemente con una piedra en la cabeza, lo que le hizo sangrar abundantemente.

Tras meterla de nuevo en el maletero y conducir durante horas, finalmente la dejó abandonada en otro terreno cerca de Ontur, casi a en la medianoche, donde la mujer falleció por la conmoción craneal, según la Fiscalía.

El acusado se llevó el coche de la víctima y le prendió fuego. Se encuentra en prisión provisional por auto dictado el 10 de julio de 2015.