Actualizado 16/05/2014 14:20 CET

El Ayuntamiento de Toledo pide la dimisión de Arturo García-Tizón

Rafael Perezagua
Foto: EUROPA PRESS

TOLEDO, 16 May. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Toledo ha pedido a la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, la dimisión de Arturo García-Tizón, como concejal del PP en el Consistorio, como presidente de la Diputación de Toledo y como diputado del PP en la provincia de Toledo, debido a que "no se merece la representación de los puestos que ocupa" por la "bochornoso espectáculo" que tuvo en el Pleno de este jueves.

   Así lo ha manifestado en rueda de prensa el portavoz del Ayuntamiento de Toledo, Rafael Perezagua, acompañado por la concejala de Bienestar Social, Ana Saavedra, y después de que el Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Toledo abandonara en bloque la sesión plenaria que se estaba celebrando en el Consistorio antes de que una madre de un niño enfermo de cáncer tomara la palabra para criticar el servicio de Oncología del Hospital de la ciudad.

   Rafael Perezagua ha manifestado que los concejales del PP con su actitud han dado la "cara más fría, inhumana e inmoral de lo peor que puede salir de un concejal o un político", cuando, ha añadido, un concejal "si es digno de su condición de representante de Toledo debe escuchar y asumir que hay gente que lo está pasando mal". "No solo no apoyaron las reivindicaciones de los padres de niños con una terrible enfermedad, sino que se levantaron y dejaron a una madre sollozando en la tribuna", ha afirmado.

   En este sentido, Perezagua ha manifestado que "culpa y responsabiliza" de este actuación de los concejales del PP a García-Tizón quien, a su juicio, es "indigno de sus puestos". "Debe abandonar la representación de Toledo y la vida política porque no se merece la representación que ocupa ni el sueldo".

"MUCHOS CONCEJALES SE FUERON OBLIGADOS"

   Asimismo, el portavoz municipal ha afirmado que la actitud de Arturo García-Tizón "obligó" a que la mayoría de concejales actuaran igual. "Muchos concejales se fueron ayer obligados por disciplina de voto y por miedo a Tizón, jefe de PP en la provincia de Toledo", ha asegurado, al tiempo que ha explicado que "en la vida política a veces hay que saber decir no".

   Negación a abandonar el Pleno de Toledo que en cambio, como ha valorado Rafael Perezagua, mantuvo la concejal 'popular' Ana Isabel Bejarano, quien, a su juicio, ha demostrado "dignidad y valentía" por "aguantar el tirón" y permanecer "escuchando y aguantando" las reivindicaciones de una madre que "en ningún momento insultó ni ofendió", ha asegurado.

   El portavoz del Ayuntamiento de Toledo, que ha concluido su intervención asegurando que lo ocurrido este jueves en el Pleno municipal ha producido "un daño moral" a la corporación de la capital regional que será "irrecuperable", ha apuntado que la moción contemplaba que el Ayuntamiento de Toledo expresara su apoyo a los padres y niños oncológicos del Hospital Virgen de la Salud.

   Asimimismo, la moción instaba a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a tomar medidas para satisfacer las demandas y necesidades de los niños y sus familias y dar traslado del acuerdo plenario a la presidenta regional, María Dolores de Cospedal y al consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz.

"ERA IMPENSABLE ESA REACCIÓN"

   En la misma línea se ha pronunciado Ana Saavedra, quien ha comentado que la moción que presentó el PSOE en relación a buscar un apoyo conjunto de todos los grupos políticos a las reivindicaciones de los padres de niños enfermos de cáncer en la ciudad, "no venía a decir nada tan fuerte como para que tuvieran esa reacción. Era impensable esa reacción, sin ninguna explicación ni justificación".

   "La moción era loable y asumible, pero la actitud chulesca del PP no tiene nombre con un tema tan sensible", ha aseverado la concejala de Bienestar Social, quien ha asegurado que este incidente "no tiene perdón". "Esos padres no les van a perdonar por mucho tiempo que vivan", ha sentenciado.