Actualizado 21/12/2011 15:59 CET

Caja Rural ofrece a los veterinarios, a los que la Junta debe 26 millones, créditos en "condiciones ventajosas"

Soriano
EUROPA PRESS

TOLEDO, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

Caja Rural de Castilla-La Mancha y el Consejo de Colegios Profesionales de Veterinarios de la región han suscrito un convenio de colaboración para anticipar a los veterinarios el cobro de subvenciones concedidas por la Consejería de Agricultura a las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganaderas (ADGS) de la región por los servicios técnicos prestados por estos profesionales durante el año 2011.

Los encargados de rubricar el convenio han sido el director general de Caja Rural Castilla-La Mancha, Víctor Manuel Martín López, y el presidente del Consejo de Colegios Profesionales de Veterinarios de la región, Luis Alberto García Alía, en un acto que ha estado presidido por la consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, y en que ha confirmado que la Junta adeuda al colectivo 26 millones de euros.

La entidad financiera pone a disposición de los veterinarios una línea de financiación en "condiciones ventajosas" para asegurar que puedan seguir ejerciendo su actividad, ante el "eventual alargamiento" habido en el periodo de pago de subvenciones concedidas por la Consejería a las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganaderas.

Tendrán la condición de beneficiarios y la posibilidad de acceder a esta línea de financiación los veterinarios pertenecientes al Consejo de Colegios Profesionales de Veterinarios de Castilla-La Mancha. Actualmente hay 486 Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganaderas.

Entre las condiciones financieras destaca una cuantía del cien por cien de las facturas, un plazo máximo de duración del contrato de 24 meses y un plazo máximo de vencimiento de las facturas de 360 días, así como un interés fijo anual del 4,85 y ningún tipo de comisión. El volumen de esta línea de financiación se establece en 20 millones de euros durante la vigencia del contrato (un año desde su firma).

El director general de Caja Rural Castilla-La Mancha ha asegurado que la entidad engloba este convenio dentro de las numerosas colaboraciones que viene manteniendo con el tejido productivo de la región para inyectar liquidez y ayudar a todas las administraciones, sectores, asociaciones, colectivos y colegios profesionales que así lo requieran.

La entidad, ha dicho Martín Molero, pretende, así, que los veterinarios puedan cumplir su función social y velar por los intereses generales relacionados con el ejercicio de su profesión.

COLECTIVO "CLAVE"

Finalmente, ha destacado que los veterinarios son un colectivo "clave" en el avance de la ganadería de Castilla-La Mancha y España y su trabajo "nos asegura la seguridad en los alimentos". "Son muy pocos los casos de crisis alimentarias auténticas, y eso es gracias a vosotros", ha afirmado.

Por su parte, el presidente del Consejo de Colegios Profesionales de Veterinarios de la región, Luis Alberto García Alía, aprovechando la presencia de la consejera, ha asegurado que el colectivo que representa, ante los impagos, ha decidido optar por la vía del diálogo. "No hace falta hacer huelgas, hace falta simplemente sentarse a hablar, dialogar y llegar a acuerdos".

Por su parte, la consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, ha indicado que este convenio va a permitir que las Agrupaciones de Defensa Sanitaria puedan obtener un anticipo "para poder llevar adelante nuestro modelo sostenible de sanidad animal".

En este marco, la consejera, que ha puesto de relieve la situación económica "complicado" que ha heredado el Gobierno de María Dolores de Cospedal, ha destacado que el Gobierno regional adeuda 26 millones de euros al colectivo, ya que no se le ha pagado lo correspondiente a 2010 y 2011.