CLM incide en pedir 900 hm3 en pantanos de cabecera del Tajo y caudal ecológico

Agustina en Entrepeñas
EUROPA PRESS/JCCM
Actualizado 16/12/2017 18:36:21 CET

Junta ve injusto la intención de la CHG de "limitar a 2.200 metros cúbicos por hectárea" el agua para riego a agricultores de Las Pedroñeras

GUADALAJARA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Fomento, Agustina García Élez, ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha va a pedir que el Pacto Nacional del Agua contemple un mínimo no trasvasable en los pantanos de cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, de 900 hectómetros cúbicos, así como un caudal ecológico del río a su paso por las ciudades de Toledo y Talavera de la Reina.

Así lo ha señalado durante su visita a los pantanos de cabecera y el salto del embalse de Bolarque, desde donde sale la tubería del trasvase Tajo-Segura. García Élez ha participado en esta actividad promovida por la Asociación Provincial de Periodistas de Talavera y además, ha contado con la presencia del delegado del Gobierno regional en Talavera de la Reina, David Gómez; el presidente de la Asociación de Pueblos Ribereños, Francisco Pérez Torreccilla; el director provincial de Fomento en Guadalajara, Julio Calle; y representantes de la Corporación municipal de Talavera de la Reina y del colectivo profesional de periodistas de Talavera y del de Guadalajara.

"Una imagen vale más que mil palabras", ha sostenido, refiriéndose a la situación dramática en la que se encuentran los pantanos, después de ver las tuberías del trasvase, algo que ha achacado a "la gestión nefasta que se ha hecho del río, que no viene de ahora", ha informado la Junta en nota de prensa.

García Élez ha reiterado que desde el Gobierno regional se ha pedido al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) que "las consecuencias del trasvase tienen que incluirse en el Pacto Nacional del Agua". En este sentido, ha dicho que "los que las sufrimos y padecemos" lo evidencian en el poco más del nueve por ciento de volumen que tienen hoy día los estos dos pantanos con 232 hectómetros cúbicos, lo que supone que hay 200 hectómetros menos que hace un año, y de los que tres cuartas partes, 2150 hectómetros, se han ido por la tubería.

En la misma línea, la titular de Fomento del Gobierno regional ha explicado que "la sequía es un problema, pero también con el trasvase se agravan las consecuencias, como que los pueblos ribereños hayan tenido que cerrar muchos negocios; o que en Toledo y Talavera no haya caudal ecológico porque no se mueven las aguas del río, una cloaca con problemas de algas, espumas y contaminación".

CONSENSO EN EL PACTO

Así, ha apelado a un Pacto Nacional "de consenso", pero con las premisas de "incrementar un caudal ecológico real o la reducción drástica de la contaminación del río Jarama, que desemboca en el Tajo". De la misma forma, la consejera ha dicho que este pacto no puede olvidarse de que "no nos valen los 400 hectómetros cúbicos mínimos no trasvasables que fijó el Memorándum", por lo que "reivindicaremos un aumento en los embalses a los 900 hectómetros para garantizar un uso turístico en esta zona".

En relación al Consejo Nacional del Agua celebrado esta semana, García Élez ha expresado que el pacto debe pasar por el consenso de todas las regiones, "sin que ninguna tenga más peso que otra". Igualmente, ha declarado que el Gobierno de García-Page seguirá en la defensa del agua, tal y como demuestran los 23 trasvases, siete de ellos ejecutados por debajo del mínimo no trasvasable, que han sido recurridos y a la espera de una resolución solución que "el Gobierno regional insta a que sea lo antes posible", porque si no existirá el problema de que "cuando llegue la resolución no va a haber agua en origen, pero tampoco en destino, porque se habrá utilizado ya para crear riqueza en otras comunidades".

Ha recalcado además que "es un problema de todos y que entre todos hay que buscar una solución conjunta", algo en lo que el propio presidente ya ha dado el primer paso con la propuesta de un encuentro de todas las comunidades de España, con ponentes internacionales para "entre todos, buscar soluciones en materia de agua".

Respecto a los decretos de sequía, Agustina García Élez ha lamentado que el que se aprobó en junio "dejara fuera las cuencas del Guadiana y del Tajo", por lo que "hemos pedido que los decretos no se apliquen por cuencas sino por subcuencas o sistemas de explotación".

Así, ha detallado que la cuenca del Tajo cuenta hoy con un 37 por ciento de volumen en el global, aunque en la cabecera es de poco más del 9, de 12 en el Torcón o de situación de emergencia en el Sorbe o el Tajuña, estado al que podría llegar también el Alberche en enero, según la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT); "aunque luego el río no tenga problemas a su paso por Extremadura", ha subrayado.

Para finalizar, la consejera también ha anunciado que solicitarán mayor peso de la representación castellano-manchega en el Consejo Nacional del Agua, ya que "es la única comunidad por la que atraviesan 7 grandes cuencas hídricas".

Por su parte, el presidente de la Asociación de Pueblos Ribereños, Francisco Pérez Torreccilla, ha explicado que el embalse de Entrepeñas hoy apenas alcanza los 80 hectómetros, por lo que ha calificado la situación más de "saqueo" que de sequía. Así, ha dicho que "llevamos 38 años siendo solidarios con otras zonas y las consecuencias son unos embalses vacíos". Igualmente, ha informado que desde el año 2011, cuando se alcanzó un 52 por ciento de volumen, se han trasvasado 2.173 hectómetros cúbicos.

GUIJARRO

De su parte, el vicepresidente primero del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, ha lamentado la "doble vara de medir" del Ejecutivo de Rajoy con los agricultores del Levante, con los que hace "todo lo posible para garantizarles el agua; y los de La Mancha, a quienes imponen restricciones para el riego".

En declaraciones a los medios en San Clemente (Cuenca), Martínez Guijarro ha calificado de "injusta" la decisión que pretende tomar la Junta de Explotación de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) de "limitar a 2.200 metros cúbicos por hectárea el agua para riego a los agricultores de Las Pedroñeras y comarca porque supondría poner en grave riesgo uno de los sectores estratégicos de esta zona como es el ajo".

En este punto, ha mostrado el apoyo del Ejecutivo del presidente García-Page a los regantes y ha confiado en que se reconsidere esta decisión; máxime cuando además el Gobierno central se está negando a incluir estas zonas en los decretos de sequía.

"Por un lado nos imponen restricciones de agua justificándose en la sequía, pero por otro no quieren incluir la zona en los decretos de sequía", ha apostillado, cuando la falta de agua es actualmente uno de los principales problemas de los agricultores de Castilla-La Mancha.

El vicepresidente primero ha insistido nuevamente en que "la situación es tan complicada" que puede convertirse en una oportunidad para llegar a un acuerdo nacional en materia de agua de cara al próximo año, en el que el Gobierno regional defenderá los intereses de los ciudadanos de nuestra Comunidad Autónoma.