Chefs con Estrella tendrán prioridad para hacerse con la gestión de las Casas Colgadas


Casas colgadas de Cuenca
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 06/05/2019 23:32:09 CET

CUENCA, 6 May. (EUROPA PRESS) -

La concesión del mesón de las Casas Colgadas de Cuenca será para un periodo de 15 años, con un canon mínimo de 24.603 euros anuales, tal y como se ha acordado este lunes en Junta de Gobierno Local en el Ayuntamiento de la capital, en donde se ha aprobado el pliego de cláusulas administrativas para la selección del adjudicatario del restaurante.

El canon de gestión, a pesar de estar establecido en casi 25.000 euros, quedará definitivamente fijado por la oferta que resulte adjudicataria del contrato, que deberá pagarse mensualmente. El plazo de presentación de ofertas será de 30 días hábiles y se iniciará desde su publicación en la Plataforma de Contratación del Sector Público, aún sin fecha.

Para adjudicar la gestión del mesón, el Ayuntamiento de Cuenca ha añadido un requisito y es que tanto el chef titular cómo el jefe de cocina deben de haber trabajado en los últimos cinco años en establecimientos distinguidos con estrella o Bib Gourmand de la guía Michelín, Sol de la guía Repsol o restaurantes de interés gastronómico.

El Consistorio entiende como restaurante de interés gastronómico el que haya sido objeto de al menos de tres críticas favorables, considerándose críticas favorables el obtener al menos el 70% de la puntuación máxima prevista en cada caso, en cualquier publicación especializada en gastronomía y en cualquier soporte, realizada por críticos nacionales.

El concesionario no tiene derecho a indemnización si el inicio de la actividad se dilata en el tiempo con motivo de la finalización de las obras de rehabilitación del inmueble y su recepción por conformidad del Ayuntamiento. Los licitadores disponen de los planos de planta del Proyecto Técnico de Rehabilitación de la Casa de la Sirena y de la Casa Bajada a San Pablo (Casas Colgadas) que también puede consultarse en el perfil del contratante de la Web del Consorcio de la Ciudad de Cuenca.

BONIFICACIONES

Si el concesionario consigue durante el plazo de gestión una estrella Michelin se otorgará una bonificación en el canon de 20% sobre el total del canon anual; de obtener una segunda estrella, la rebaja supondría un 30% y de un 40% por la tercera estrella. La obtención del reconocimiento Bib Gourmand supondrá una reducción en el canon de 5 % y el reconocimiento de un Sol Repsol un 10%, 15% en el caso de dos Soles y hasta un 20% si se obtuvieren tres Soles Repsol.

La reducción se aplicará desde el mes siguiente a su obtención oficial y en ningún caso el canon resultante podrá ser inferior al precio mínimo de licitación de 24.603,04 euros al año. En caso de perderse el reconocimiento desaparecerá igualmente la reducción del canon, aplicándose el que le correspondiere desde el mes siguiente a su pérdida.

El Restaurante Casas Colgadas permanecerá abierto los 12 meses del año y podrá cerrar los lunes no festivos, si así lo considera el empresario. Aunque en caso de obtener dos o tres estrellas Michelin podrá solicitar motivadamente cerrar un segundo o tercer día a la semana.

El empresario cumplirá con el libro de mantenimiento del Edificio que será supervisado por los técnicos municipales. Deberá cumplir con las condiciones sociales, laborales y medioambientales y aportar el mobiliario y enseres precisos para el ejercicio de la actividad, así como los electrodomésticos, elementos decorativos, de interiorismo y cualquier otro de su consideración.

Para evitar situaciones pasadas, el Ayuntamiento se asegura que el concesionario respete los compromisos adquiridos y que en caso de incumplimiento resultarán de aplicación las previsiones de la normativa. Tienen especial consideración la permanencia de apertura del edificio al público y del mantenimiento de la excelencia profesional del equipo humano adscrito al servicio, el pago del canon, horario, las indicaciones contenidas en el libro de mantenimiento, mobiliario, enseres, la categoría profesional del equipo humano y la de presencia física del chef o del jefe de cocina.

En el caso de estos dos profesionales, su presencia será controlada por un sistema informático y su ausencia constituirá una falta grave. Su comprobación en tres ocasiones constituye falta muy grave que conllevaría a la resolución del contrato.

Entre los criterios de valoración están la cuantía de la oferta del canon, el plazo de inicio de la actividad, que será antes de seis meses, la profesionalidad del equipo humano adscrito al Restaurante (formación, experiencia), el proyecto gastronómico, proyecto de interiorismo, fórmula de participación de la ciudadanía, plan de marca, comunicación y marketing.

Contador

Para leer más