Actualizado 27/07/2007 14:46 CET

El consejero de Sanidad insta al director general de Calidad Asistencial a seguir acercando una buena sanidad para C-LM

TOLEDO, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad, Roberto Sabrido, animó hoy al nuevo director general de Calidad Asistencial y Atención al Usuario del SESCAM, Rodrigo Gutiérrez, a seguir acercando una atención sanitaria "buena" para Castilla-La Mancha y no "cejar en el empeño".

Sabrido se manifestó así durante la toma de posesión de Gutiérrez, en la Consejería de Sanidad, donde recordó que hace 5 años, siete meses y 27 días que Castilla-La Mancha gestiona su propia sanidad, tiempo en el que se han construido nuevas infraestructuras, puesto en marcha nuevas servicios y contratado a más de 8.000 profesionales.

En este contexto, el titular de Sanidad remarcó que hay que seguir consolidando el modelo sanitario de la Comunidad Autónoma, pero prestando también atención a las "pequeñas grandes cosas", que en materia de sanidad, se explican en una mayor calidad y cercanía con los enfermos.

El reto ahora, aseveró Sabrido, es el de "tratar a las personas con más medios, tecnología, cariño, cuidado y atención", algo de lo que se ocupará la nueva Dirección General del SESCAM para demostrar que una alta atención "no está reñida" con el confort.

En cuanto al nuevo director general, el consejero, que le dio las gracias por haber aceptado "un reto importante" como este, destacó su "gran bagaje" en servicios públicos sociales y sanitarios y su "impresionante" trayectoria.

COMPORTAMIENTOS MORALES

Posteriormente, Rodrigo Gutiérrez, en declaraciones a los medios, manifestó su intención de buscar un "compromiso profesional, técnico y ético de conductas y comportamientos morales" desde su nueva responsabilidad, ya que "no hay nada que nos impida ser mejores".

A juicio de Gutiérrez, aunque el servicio de salud regional es "muy joven" y ha experimentado un avance importante hay que hacer "hincapié especial en pequeñas cosas y detalles" que son las que la gente percibe.

Reconoció que el problema de la calidad asistencial es muchas veces un problema de presión asistencial, aunque insistió en la búsqueda de la excelencia y el trabajo bien hecho a través de una "alianza" con los ciudadanos, a quienes hay que instar a hacer un mejor uso de los servicios públicos, que también son suyos.

Finalmente, el nuevo responsable de Calidad Asistencial y Atención al Usuario del SESCAM indicó que muchas veces, en torno al sistema sanitario, existe "una falta de información" y una "fascinación tecnológica" excesiva, "cuando en ocasiones es más importante una palabra" que el aparataje.