Actualizado 09/03/2009 20:29 CET

Díaz-Cano dice que las pesquisas tratan de acreditar la identidad del joyero asesinado en Villafranca (Toledo)

TOLEDO, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz-Cano, señaló hoy que están todas la líneas de investigación abiertas en el caso del joyero ambulante presuntamente asesinado en la localidad de Villafranca de los Caballeros (Toledo) y que en estos momentos las pesquisas desarrolladas se centran en poder acreditar su identidad.

En declaraciones a los medios con motivo de la inauguración de la exposición 'El Greco. Toledo 1900', Díaz-Cano recordó que se ha decretado el secreto de sumario en el caso, que hay que confiar en la "profesionalidad y el buen hacer" de la Guardia Civil y la Policía Judicial de Toledo y aseguró que no ha habido ningún detenido.

El cuerpo del fallecido, un joyero ambulante de unos 40 años de edad y residente en Moral de Calatrava (Ciudad Real), era hallado dentro del maletero de su vehículo en el paraje conocido como el Camino de los Moledores junto a la 'Casilla de los Muermos' en la localidad de Villafranca de los Caballeros (Toledo).

En declaraciones a Europa Press, el alcalde de Villafranca de los Caballeros, Antonio Galán, explicó que el cadáver fue encontrado ayer sobre las nueve de la mañana por agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional, que ante la alerta dada por la mujer del fallecido había iniciado un dispositivo de búsqueda.

Presuntamente, el joyero fue asesinado, encerrado en el maletero de su coche, al que los agresores prendieron fuego con él dentro. Todo apunta a la hipótesis del robo, según adelantó el alcalde. El fallecido era un vendedor de joyas ambulante, que vendía por toda la comarca, y el pasado sábado se trasladó a Villafranca.