Difundir el detector de incendios y formar a los mayores, objetivos de APTB para evitar muertes por fuegos en viviendas


Publicado 12/10/2015 12:37:29CET

La Asociación ha visitado Ciudad Real, Albacete y Villanueva de la Torre en su Semana de la Prevención

CIUDAD REAL, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

La X edición de la Semana de Prevención de Incendios de la Fundación Mapfre, en colaboración con la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB), se ha celebrado en Albacete y Ciudad Real durante toda la pasada semana y permanecerá en Villanueva de la Torre (Guadalajara) durante la próxima, con el objetivo de difundir pautas de autoprotección para que los ciudadanos tomen conciencia de los riesgos de incendios que pueden presentarse en sus hogares y en cómo evitarlos.

Con motivo de su visita a Castilla-La Mancha, el presidente de APTB, Carlos Novillo, ha atendido a Europa Press para explicar algunos de los objetivos de esta semana, que ya cumple su décimo aniversario y que visitará 33 ciudades en esta edición.

"La intención es acercar la prevención al público en general. Tiene dos partes, una que es explicar la vía normativa, lo que se exige a los edificios y a las instalaciones para ser seguros, y por otro, que los ciudadanos tengan capacidad de protegerse", ha indicado.

Según Novillo, una de las partes fundamentales es "concienciar al ciudadano" y formarle para que ponga todas las medidas necesarias "para que no se produzcan fuegos por negligencias u otros factores"; y para, en el caso de que se produzcan, "que aprendan a protegerse".

La intención es llegar a los colectivos más vulnerables, entre los que se encuentran los niños, pero con mayor importancia las personas mayores. "Las estadísticas nos indican que el mayor porcentaje de víctimas se producen en mayores de 65 años".

Así, de las 180 víctimas mortales por incendios en viviendas que se producen de media al año, "más del 70% afectan a los mayores, por lo que es ahí donde hay que incidir".

FOMENTAR EL USO DEL DETECTOR DE INCENDIOS

En los últimos años la APTB está trabajando por difundir el uso del detector de incendios en las viviendas, "un electrodoméstico muy extendido en otros países como Francia".

"Queremos por un lado incidir en que la normativa lo acoja como obligatorio, es un aparato que por menos de 20 euros se puede adquirir, y es la única herramienta que nos avisa de noche, que es el momento del día cuando más accidentes con víctimas se producen", ha señalado.

Para conseguir este objetivo, desde APTB se ha hecho una petición formal al Ministerio de Fomento e incluso una petición pública bajo el nombre 'Detectores Ya' que está recogiendo firmas para conseguir este fin.

INVIERNO, EL MES MÁS PELIGROSO

Carlos Novillo ha indicado que en los meses de diciembre y enero es cuando más repunte de muertes que hay por incendios en viviendas, algo que se produce por la mayor utilización de aparatos de calefacción.

A su juicio, la pobreza energética es uno de los motivos por los que está aumentando el número de muertes. "La dificultad de afrontar el pago de la luz y el gas lleva al uso de elementos alternativos como braseros y estufas", ha explicado, motivo por el que aumentan los accidentes, al ser en muchos casos aparatos no revisados.

Desde la asociación que preside, también se está trabajando para fomentar iniciativas por parte de los servicios de bomberos para formar a personas mayores que viven solas a defenderse en caso de incendio.

Este tipo de iniciativas ya se han puesto en marcha en ayuntamientos como Ponferrada, Bilbao, Castellón o Alcorcón, ciudad donde Carlos Novillo es jefe de bomberos.

"Son iniciativas municipales que conectan a los servicios de bomberos con la población más vulnerable. Hay que participar y que los bomberos participen más y fomentar este tipo de colaboraciones con el servicio de bomberos", ha argumentado.

Para leer más