Publicado 07/11/2021 13:25

La Diócesis de Sigüenza-Guadalajara incrementa las donaciones recibidas en un millón de euros en pandemia

Archivo - Palacio de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara
Archivo - Palacio de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara - DIÓCESIS DE GUADALAJARA - Archivo

GUADALAJARA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Diócesis de Sigüenza-Guadalajara ha incrementado sus ingresos en el 2020 en un millón de euros, (7,13%) con respecto al año anterior, pues pese a que debido a la pandemia las colectas en cepillos y lampadarios en los templos se han reducido a la mitad al quedar temporalmente cerrados, han aumentado los donativos a través de suscripciones telemáticas y también las aportaciones de los poderes públicos.

Según el ecónomo de la diócesis, Miguel Ángel Calvo, los guadalajareños "están siendo muy generosos en tiempos de pandemia". Así, el pasado año la diócesis obtuvo algo más de 15,7 millones en ingresos, cantidad que se ha igualado también este año a los gastos, que igualmente se han elevado entre un 15 y un 20% en entidades como Cáritas, donde el coste ha pasado de 4,6 millones en 2019 a elevarse hasta los 5,2 millones de euros en 2020.

Estos datos han sido ofrecido con motivo de la celebración del Día de la Iglesia Diocesana, jornada en la que el ecónomo ha agradecido la colaboración de los guadalajareños. "Se han portado muy bien en este tiempo de pandemia, son muy solidarios". Eso sí, han sido suscripciones puntuales, no recurrentes.

De esta forma, de la cuenta de resultados de la Diócesis del pasado destaca como las aportaciones directas de los fieles supusieron 3,7 millones de euros, lo que supone un 23,7%; la asignación tributaria supuso 3,1 millones; los ingresos de patrimonio y otras actividades alcanzaron algo más de 3 millones y los ingresos extraordinarios algo más de 1,8 millones de euros.

Por lo que respecta a los gastos, el pasado año la Iglesia se gastó 3,2 millones en la conservación de edificios y gastos de funcionamiento; 3,2 fue la partida de gastos extraordinarios; 1,9 millones se destinaron a labores pastorales y asistenciales y la retribución al clero y del personal seglar supuso casi 5 millones de euros.

Por lo que respecta a las aportaciones a los centros de formación, apenas supuso el 0,19 por ciento de la partida de gastos.

El sueldo básico de un sacerdote es hoy de 978,58 euros, nómina que según ha explicado Calvo, es igual para todos los sacerdotes, incluido el propio obispo y que pese a que luego hay complementos por razones diferentes, bien por cargos o por trabajo, si el salario que perciben es mayor, la diferencia salarial con respecto al sueldo básico fijado, se entrega al fondo común.

Actualmente la Diócesis cuenta con 216 sacerdotes en activo, de ellos, una quincena proceden de otros países, mayoritariamente del continente africano. En cuanto a la media de edad, gracias a la llegada de curas más jóvenes, ha bajado algo.

Más información