Dos detenidos por desobedecer a la Policía Militar y entrar al campo de maniobras de Chinchilla de Montearagón


Publicado 27/11/2019 14:19:42CET
Opc Albacete. Nota De Prensa (Desobediencia Agentes De La Autoridad En Terreno Militar).
Opc Albacete. Nota De Prensa (Desobediencia Agentes De La Autoridad En Terreno Militar). - GUARDIA CIVIL

ALBACETE, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de la Guardia Civil de Chinchilla de Montearagón (Albacete) han detenido a dos vecinos de Albacete, de 36 y 70 años de edad, como presuntos autores de un delito de desobediencia a agentes de la autoridad, concretamente a una patrulla uniformada de la Policía Militar que realizaba funciones de vigilancia y seguridad en el interior del campo de maniobras militares de este municipio, después de que hubieran accedido a este terreno militar para recolectar setas.

La Guardia Civil chinchillana fue requerida por una patrulla del Ejército de Tierra que había observado la presencia de dos personas en el interior de Centro Nacional de Adiestramiento (Cenad) de Chinchilla de Monte Aragón y que habrían accedido al mismo para recolectar setas, encontrándose este terreno militar perfectamente señalizado, según ha informado la Benemérita en nota de prensa.

A la llegada de los agentes al lugar de los hechos, estos fueron informados por una patrulla militar uniformada, dedicada a las labores de vigilancia y seguridad en el terreno militar, de cómo estas dos personas habían desobedecido, con anterioridad, tanto la indicaciones de identificarse como de abandonar dicho recinto militar.

Una vez plenamente identificadas estas dos personas, han sido detenidas por un presunto delito de desobediencia a agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones.

Desde la Guardia Civil han recordado que el vigente Código Penal español incluye al personal militar en el ejercicio de sus funciones como agente de la autoridad y, por ello, cuenta con la protección penal correspondiente.

El campo de maniobras de Chinchilla de Monte Aragón es una zona militar utilizada habitualmente para el adiestramiento de unidades militares. El acceso a dicho recinto está únicamente permitido al personal autorizado, suponiendo por el contrario un alto riesgo para el personal civil que transita por dichos terrenos haciendo caso omiso a las prohibiciones de acceso.

El perímetro del campo de maniobras se encuentra delimitado y señalizado en su perímetro y accesos con paneles indicativos de la condición de terreno militar, dándose la circunstancia de que el día de los hechos se estaban realizando unos ejercicios militares con fuego real.

Según la Guardia Civil, son frecuentes las intrusiones que dicho recinto militar sufre por parte de personas aficionadas a la recolección de setas, caracoles, recolectores de chatarra, pasando por cazadores y motociclistas o ciclistas que encuentran la zona de un gran atractivo para la práctica de sus aficiones deportivas sin conocer el peligro potencial que entraña su acceso.

Desde el mes de octubre del año 2018, la Guardia Civil ha llevado a cabo numerosas actuaciones en el interior de este recinto militar. Concretamente, se han realizado 56 notificaciones de prohibición de intrusión en esta zona militar, 15 denuncias por desobediencia a los agentes de la autoridad, 68 denuncias a la Ley de Montes por recolección de setas en zona prohibida y tres detenciones por desobediencia a los agentes de la autoridad por entrar en el recinto habiendo sido advertidos de que la intrusión era ilícita.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil de Chinchilla de Montearagón han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción número uno de Albacete, en funciones de guardia.

Contador