Empleados públicos de C-LM avanzan movilizaciones si Ruiz Molina no se aviene a negociar

Emplados públicos concentrados en Toledo
EUROPA PRESS
Actualizado 25/10/2018 13:21:37 CET

TOLEDO, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los representantes de empleados públicos de Castilla-La Mancha --convocados por CCOO, UGT, STAS Intersindical y CSIF-- han avanzado este jueves nuevas movilizaciones, al ritmo de Jennifer López, si el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, no se aviene a convocar una nueva Mesa General de la Función Pública y negociar a lo largo del mes de noviembre las reivindicaciones "históricas" de este colectivo, a fin de que a final de año se pueda cerrar un acuerdo.

Sustituyendo la letra de la canción de Jennifer López 'El anillo pa cuando', los delegados sindicales de Toledo han cantado y bailado a las puertas de la Consejería de Hacienda para exigir al presidente regional, Emiliano García-Page, que cumpla los compromisos que asumió cuando estaba en la oposición, dirigidos a revertir los "recortes de Cospedal".

"Me tratas como una piltrafa, me lo niegas todo. Mentiste por carta diciendo que todo lo dabas, cuando Ruiz Molina no estaba promesas me dabas, no veo dinero ni veo ajustes de jornada. Nunca había sentido decepción tan grande y me desalienta tanto chantaje. Por tu prepotencia he estado pensando, Montoro lo ha dado... y la Junta pa cuando", han coreado las cerca de 200 personas que se han concentrado ante el despacho del consejero.

En declaraciones a los medios, la secretaria de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, Lola Cachero, ha insistido en la necesidad de que el Gobierno regional convoque una nueva Mesa General de Función Pública a fin de cerrar un acuerdo que recoja todos los puntos del acuerdo estatal entre Gobierno y sindicatos, pues los empleados públicos de Castilla-La Mancha, "no pueden quedarse a la cola de recuperación de derechos".

"Que se cumpla el acuerdo sobre fondos adicionales del acuerdo estatal y que se recupere de forma progresiva el plan de acción social para compensar el empleo precario que tienen muchos trabajadores de la Junta. Todo ello es asumible", ha defendido.

DEMOSTRAR QUE NO ES UN INCOMPETENTE

De su lado, el secretario Regional del Sector Autonómico de la FeSP-UGT en CLM, Luis Manuel Monforte, ha señalado que si el consejero quiere demostrar que no es "un incompetente como hasta ahora", debe convocar una mesa para negociar con loo representantes de los trabajadores los derechos "arrebatados" por Cospedal.

"El consejero ha hecho una ronda de llamadas para intentar negociar en braseritos y por separado con cada sindicato, pero tiene que hacerlo en la Mesa General donde tiene que presentar una propuesta conjunta", ha defendido el representante de UGT.

Mientras, Gustavo Fabra, en representación de STAS Intersindical, tras tildar de "escándalo" que un mes después de romperse la negociación el consejero no haya convocado una nueva mesa para solucionar el conflicto, ha criticado la actitud de Ruiz Molina frente a la que está manteniendo el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, ante la huelga de los bibliotecarios.

"Felpeto ha dado la cara pero Ruiz Molina no ha ido todavía a la mesa general a explicar, por ejemplo, como va a aplicar la jornada de 35 horas. A día de hoy no hay informe jurídico alguno que avale que esta medida no va a ser recurrida por el Gobierno central y retirada como ocurrió en 2016", ha dicho Fabra, que ante la actitud "faltona y prepotente" ha pedido al Gobierno regional que, en su conjunto, realice "una reflexión sobre el superconsejero y una rectificación inmediata para no ser una administración de segunda".

Por último, el representante de CSIF Gratiniano Lozano ha mostrado su asombro por "la soberbia y prepotencia" con la que el consejero ha llevado a cabo esta supuesta negociación "que en realidad no ha habido". "Los trabajadores públicos nos negamos a aceptar la propuesta de lentejas, si las quieres las comes y si no las dejas, realizada por la Junta que se sitúa por debajo de los mínimos del Estado".

"Nos parece impresentable y por ello anunciamos temporada de movilizaciones para que sientan a negociar un acuerdo que esté a la altura de los empleados públicos de Castilla-La Mancha", ha concluido.

RUIZ MOLINA SUELTA LA GALLINA

En Ciudad Real han sido cerca de dos centenares de trabajadores de la Administración regional los que, convocados por los sindicatos se han concentrado ante la Delegación de la Junta, donde han coreado consignas del tipo "Ruiz Molina, suelta la gallina" o "Molina y Page, nos vemos en la calle".

Los representantes sindicales de CCOO, UGT y CSIF han aprovechado para, como en el resto de convocatorias de la región, reivindicar al Gobierno regional que se siente a negociar para recuperar los derechos perdidos durante la anterior etapa de Cospedal. "Fuimos los primeros a los que se los quitaron y, a este paso, vamos a ser los últimos en recuperarlos"

En el caso de Cuenca, donde se han concentrado alrededor de 40 personas, los representantes de los sindicatos han subrayado que la propuesta que les hizo el Gobierno de Castilla-La Mancha tan solo cumple los mínimos de lo que permite el segundo acuerdo para la mejora del empleo y las condiciones de trabajo.

Por último, en Guadalajara, los representantes sindicales de los empleados públicos han defendido que el Gobierno regional no puede apropiarse el mérito de materias que emanan de un acuerdo firmado a nivel Estatal entre el Ministerio de Hacienda y los sindicatos UGT, CCOO y CSIF, que entró en vigor el pasado mes de mayo y que aún no se ha trasldadado al colectivo regional.

"Hay cierto grado de prepotencia por parte de responsables del Gobierno regional ya que no quieren ni oír hablar de otras cuestiones que si son directamente de su competencia como la Carrera Profesional, Ayudas de Acción Social, Derogación de Leyes implantadas por el Gobierno de Cospedal", han condenado.