Entra en vigor el Plan de Inspección de Servicios Sociales para 2018 de C-LM

Actualizado 02/01/2018 15:26:44 CET

TOLEDO, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) publica este martes la Orden por la que se aprueba el Plan de Inspección de Servicios Sociales para 2018 y se establecen las prioridades en materia de inspección, que entrará en vigor este mismo martes.

Según especifica la Orden y recoge Europa Press, la complejidad y la diversidad de centros dedicados a la prestación de servicios sociales y la distinta incidencia que se puede derivar para la garantía de la calidad y la seguridad de cada uno de ellos, se hace necesario establecer prioridades para la labor de supervisión, así como planificar esta labor en base a programas, de manera que se puedan enfocar los esfuerzos a puntos críticos y áreas de riesgo relevantes.

El Plan de Inspección para el año 2018 incorpora como novedades, por un lado, un programa de control de sujeciones físicas o farmacológicas en los servicios sociales, dentro del apartado relativo a los programas de inspección de los servicios sociales y, por otro lado, implanta y fomenta una formación en Ética para el personal de inspección de servicios sociales, dentro del programa general de mejora de la calidad de la inspección.

El citado programa de sujeciones físicas o farmacológicas, que se implanta por primera vez, se basa en principios de concienciación y quiere conseguir, entre otros objetivos, y en relación con las sujeciones, la adopción de buenas prácticas en la actividad asistencial de los servicios sociales. Para este año 2018 a este programa se le otorga un carácter informativo y de evaluación de la situación actual por parte de cada centro evaluado. En caso de inobservancia de los aspectos recogidos en el mismo, no dará lugar a un procedimiento sancionador, salvo en casos de reincidencia debidamente fundamentados.

Por tanto, la finalidad del mismo es verificar y controlar que en su aplicación por parte de los profesionales de los centros de servicios sociales donde se utilizan sujeciones, incluso a pesar de contar con un protocolo específico para ello, quedan garantizados los principios éticos de autonomía, beneficencia, no maleficencia, justicia y además no se vulneren ninguno de los derechos humanos y valores, tales como la autonomía, la dignidad e intimidad, para que en definitiva las personas sometidas a sujeciones reciban un trato digno, humanizado y ajustado a los principios de la ética mencionados, logrando una mejora en la calidad de la actividad prestadora, de las prestaciones y de los servicios sociales.

En la elaboración de esta Orden, que entrará en vigor este mismo martes, han participado las Direcciones Generales y Provinciales de la Consejería, y se han seguido los criterios establecidos por la Secretaría General para la elaboración de este plan.