Actualizado 16/01/2007 18:45 CET

ETA.- El Consejo del Foro de la Participación de Albacete condena el terrorismo y se solidariza con las víctimas

ALBACETE, 16 Ene. (EUROPA PRESS)

El Consejo del Foro de la Participación de Albacete, integrado por colectivos de vecinos, mujer, mayores, discapacidad, jóvenes, cultura, deportes, familia e infancia, solidaridad, educación, movimientos sociales y antiglobalización, inmigrantes, recreativas-festivas, comunidad gitana, medio ambiente, sindicatos, consumidores y sociosanitarios, ha emitido un comunicado de rechazo al terrorismo y de apoyo a las víctimas.

El comunicado, dado a conocer hoy tras la primera reunión del año 2007 del Consejo, plantea su "apoyo y solidaridad con todas las victimas del terrorismo y sus familias que se concreta en estos momentos en los dos inmigrantes ecuatorianos, Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, que se encontraban entre nosotros aspirando a una vida mejor y ayudando a sus familias que sobreviven en condiciones muy difíciles".

Una vez más, añade, la inmigración, compartiéndolo tristemente con el resto de ciudadanos y ciudadanas que habitamos en este país, experimenta en sus propias carnes las consecuencias de la violencia terrorista.

En el proceso de integración en la sociedad española que se observa en todos los ámbitos, contribuyendo de manera decisiva a la riqueza y bienestar que todos disfrutamos, los inmigrantes, también ciudadanos españoles, no se ven libres, como ninguno de nosotros, de la violencia ciega de los terroristas.

En segundo lugar, el documento recoge la "condena y rechazo de la violencia y del terrorismo, nunca justificables y menos aún para la consecución de objetivos en una sociedad constitucional y democrática como es la española".

Por último, desde el Consejo del Foro hacen una "apuesta por la paz y la vida, derechos inalienables de los seres humanos, que desean vivir como ciudadanos libres en el marco de la convivencia pacífica en una sociedad plural y diversa, en la que la participación, el debate enriquecedor, las legítimas discrepancias, encuentran el amparo y los límites de la ley y la justicia".