Expertos en auditoría reivindican la importancia de su trabajo para la toma de decisiones

Publicado 19/10/2018 10:37:10CET

TOLEDO, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

Expertos de primer nivel en el campo de la auditoría han debatido en Toledo sobre los retos a futuro del sector, coincidiendo en extremos como la necesidad de reivindicar el papel de los auditores y educar a la opinión pública sobre la importancia de su trabajo en la toma de decisiones de las compañías más allá del análisis de sus resultados y parámetros financieros.

Así ha quedado de manifiesto en el transcurso de la mesa redonda denominada 'El futuro de la auditoría' enmarcada en el XXIV Congreso Nacional de Auditoría que se celebra esta semana en el Palacio de Congresos de Toledo, una ponencia que ha estado moderada por el vicepresidente del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE), Carlos Quindós.

En la mesa han participado el vocal del Consejo Directivo del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE) y responsable de Auditoría de Deloitte, Germán de la Fuente; el socio responsable de Auditoría de KPMG, Borja Guinea; y el socio responsable de Auditoría de PwC, Rafael Sanmartín.

"HAY QUE INTERIORIZAR LA AUDITORÍA"

Germán de la Fuente ha apostado en su primer turno de palabra por conseguir que las empresas interioricen la importancia del trabajo de los auditores.

Según los datos ofrecidos por De la Fuente, sólo un uno por ciento de los directivos de grandes empresas colocan las finanzas como primera preocupación, por detrás de ámbitos como la seguridad o las finanzas.

"Pero si no interiorizamos que la auditoría es tan relevante como lo que estamos auditando, estamos perdidos. Tenemos que hacer que el concepto trascienda más allá. Si no, la auditoría perderá relevancia", ha avisado.

Para ello, su apuesta pasa por potenciar el concepto de auditoría, teniendo en cuenta que el valor de las empresas no reside sólo en sus finanzas, sino "en los intangibles". Así, ha insistido en que hay cientos de datos no computables que no se reflejan en unas cuentas anuales pero que no dejan de ser importantes.

GANAR PRESENCIA

De su lado, Borja Guinea ha querido poner el acento en que a lo largo de un año las empresas toman decisiones importantes en las que no hay presencia de un trabajo de auditoría especializado.

"Nosotros llegamos cuando el ejercicio ha terminado y damos una opinión sobre estados financieros, pero en ese momento los inversores ya han tomado todas las decisiones. Teniendo en cuenta la importancia de los informes que entregamos, deberíamos trabajar para conseguir que nuestro trabajo se utilice en esa toma de decisiones", ha enfatizado.

En su opinión, la auditoría sería más útil todavía "si logra estar de una forma permanente en las compañías y toda la información que saca al mercado pudiera estar contrastada por un auditor".

Otro extremo en el que ha abundado Borja Guinea es el de intentar "formar a la opinión pública", con una labor didáctica para hacer saber "en qué consiste este trabajo". "Aquí tenemos mucho margen de mejora porque no hemos sido capaces de hacer entender a la sociedad en qué consiste nuestro trabajo", ha apostillado.

REVALORAIZAR LA PROFESIÓN

Rafael San Martín, por su parte, ha propuesto "poner en valor la profesión, lo que es y lo que ha sido", ya que "dentro del ecosistema" empresarial, es una de las ramas "más importantes".

"No se concebiría ninguna economía desarrollada sin la labor de la auditoría. Es una profesión compleja y sólo se habla del auditor cuando hay un problema, pero hay que ponerla en valor", ha indicado.

El principal papel de los auditores es "contribuir a generar confianza en la información financiara de las empresas de este país", por lo que ha pedido tener "orgullo" en el trabajo del sector.

CUATRO RETOS A FUTURO

Calidad, innovación talento y relevancia son las recetas propuestas por Germán de la Fuente para afrontar el futuro. "Si no tenemos un modelo capaz de retener al talento y no podemos ser relevantes, estamos perdidos. Creo que todas las organizaciones tienen que responder a estas variables", ha aseverado.

Además, ha reparado en que es necesaria la inversión en tecnología para poder satisfacer las necesidades futuras de los clientes del sector.

San Martín, por su parte, ha opinado que la profesión tiene el reto de "reforzar sus estructuras de soporte técnico, de gestión de riesgos y de tecnología".

"Cada uno tiene que buscar su ámbito, en un entorno donde los retos no son sólo lo nuevo, sino también las funciones tradicionales. Creo que se va a fomentar la colaboración en algunos aspectos, habrá alianzas en el ámbito tecnológico, y esto puede ser aplicable a otros niveles", ha afirmado.