Los familiares de niños intervenidos en La Milagrosa llegarán "hasta el final" para "depurar responsabilidades"


Publicado 01/04/2015 20:24:46CET

ALBACETE, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los familiares de niños operados en la clínica La Milagrosa de Madrid derivados por el Sescam han dejado claro que llegarán "hasta el final" para exigir que se depuren responsabilidades por lo que entienden ha sido una mala praxis a la hora de intervenir a sus hijos.

En un comunicado, en respuesta al anuncio de La Milagrosa de denunciar a la jefa de Pedriatría del Hospital General de Albacete, han lamentado que, en lugar de intentar resolver la situación, "culpabilicen al Servicio de Cirugía Pediátrica" del hospital albaceteño, del que han defendido que "el trato de los profesionales" hacia estas familias "ha sido hasta la fecha impecable".

Al tiempo, estos padres han criticado a la clínica madrileña porque "lejos de interesarse por la evolución de los pacientes", se ha demostrado que "su interés en este asunto es meramente económico", ya que se han pronunciado sobre el mismo "únicamente cuando han tenido noticias de que el Sescam ha paralizado las derivaciones".

En el comunicado, han asegurado que las negligencias hacia sus hijos "son intolerables" y que han sido víctimas "de un trato inhumano". "No vamos a permitir que nos dejen por mentirosos".

A ese respecto, han afirmado que el trato dado por el cirujano que se desplazó a la Clínica del Rosario de Albacete el 25 de marzo "dista mucho de acercarse a estándares de calidad", puesto que les hizo entrega de "informes hechos a mano" y "sin soluciones" para sus hijos.

También han lamentado que se haya puesto en duda el testimonio de las familias sobre la atención recibida, "cuando nuestros hijos van a tener que ser operados de nuevo, cuando nos tuvieron hacinados en un pasillo o sentados en escaleras, esperando durante horas, cuando daban las altas de forma apresurada, sin esperar a que salieran de la anestesia general, sin comprobar que toleraban líquidos y con caminos de vuelta a casa de más doscientos kilómetros".

Las familias han afirmado que continuarán con "las denuncias" a la clínica la Milagrosa y exigirán responsabilidades legales ante quien proceda, al tiempo que han insistido en su defensa de una "sanidad pública eficiente, segura y duradera, que no se vea influenciada por intereses electoralistas de uno u otro partido".

Para leer más