El Vítor congrega a 12.000 personas en Horcajo


Actualizado 10/12/2015 9:56:38 CET
El Vítor
EUROPA PRESS/HORCAJO DE SANTIAGO

CUENCA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La festividad de El Vítor, que la localidad conquense de Horcajo de Santiago celebra en honor a la Inmaculada Concepción, ha congregado este año a casi 12.000 personas, ya que la población de este municipio se ha "triplicado" con motivo de esta fiesta, declarada de Interés Turístico Regional, según ha explicado la alcaldesa, María Roldán.

En declaraciones a Europa Press, Roldán ha agregado que la afluencia de visitantes se ha mantenido "más o menos como otros años", con momentos "en que ha habido mucha gente", aunque en la procesión del martes "hubo menos que otros años", al celebrarse "más tarde que otras veces".

Aún así, muchos visitantes no pernoctaron en la localidad, pero "vinieron a pasar el día" desde el resto de la provincia y la región, ha precisado la primera edil.

Se trata, ha defendido la regidora, de la "joya y el mayor atractivo turístico" de Horcajo de Santiago, al que "mucha gente conoce" por El Vítor. "No queremos que haya cambios, El Vítor es lo que es y no debemos cambiar ciertas cosas", ha sostenido, para subrayar que se trata de una de las fiestas "más importantes de toda España" y que los visitantes se quedan "enamorados", por lo que, a su entender, es "un lujo poder tener esta fiesta".

"Las casas abren sus puertas a toda la gente que nos visita al paso de la procesión de los caballos", una de las señas de identidad de una festividad en la que se unen "tradición, relaciones vecinales y religiosidad", ha manifestado la alcaldesa.

En cuanto a novedades, este año se decidió trasladar el pregón inaugural a la iglesia parroquial, pues, se ha preguntado la alcaldesa de Horcajo, "qué mejor lugar para pregonar el nombre de la Virgen que la iglesia, habida cuenta de que, además, dispone de un mayor aforo que la casa de la cultura, donde, tradicionalmente, se venía pronunciando el pregón".

Roldán ha admitido, eso sí, cierto "mal sabor de boca" por el retraso sufrido este año en la entrega del estandarte en la procesión a caballo, lo que, a su vez, hizo que se "desluciera" la posterior procesión de la carroza.

"Todo tiene su protagonismo y tenemos que intentar entre todos que cada cosa llegue a su tiempo en vez de entorpecer nosotros mismos", ha concluido la alcaldesa.