Gismera presentará una demanda por vulneración de derechos fundamentales tras ser expulsado de CSI.F en Guadalajara


Actualizado 20/10/2015 11:16:37 CET

GUADALAJARA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

José Luis Gismera, que ha sido expulsado del sindicato CSI.F en Guadalajara después de más de 20 años al frente de esta sección sindical y de casi medio siglo afilado a la misma, por faltas "muy graves", atribuidas al incumplimiento reglamentario y a la acumulación de horas sindicales para no incorporarse a su puesto de trabajo, está dispuesto a presentar "una demanda por vulneración de derechos fundamentales".

"Todo lo que he hecho ha sido haciendo uso a la libertad sindical y este derecho me está siendo vulnerado por la actuación mafiosa en concreto del presidente del sindicato a nivel regional", ha precisado Gismera en declaraciones a Europa Press, donde ha confesado que la resolución que le suspende de militancia y cargos le ha sido notificada este mes.

"No me he llevado ninguna sorpresa", ha admitido, aunque su intención es recurrir esta decisión, no porque tenga interés en mantenerse en el cargo sino porque no la comparte. "No tengo ninguna intención de volver pero tengo todo esto puesto en manos de un abogado y creo que presentaré una demanda", ha comentado Gismera, que ha argumentado que si lo que quería era que entrase otro en su puesto, eso "se hace de otra forma".

La resolución de la expulsión le ha llegado tras ser cesado cautelarmente como presidente de CSI.F en Guadalajara y suspendido de militancia meses atrás y después de abrírsele un expediente disciplinario por parte del Comité Ejecutivo Nacional de esta central sindical, que ha concluido con su destitución definitiva.

"Me parece un comportamiento gitano, de mafia callejera", ha indicado Gismera, que ha responsabilizado de lo ocurrido al sindicato tanto a nivel regional como nacional, insistiendo en que en el expediente abierto contra él "sólo han encontrado una falta por haber presentado unos poderes notariales que tenía ante la Junta de Comunidades".

ELECCIONES

"Dicen que presenté un poder notarial para las elecciones de la Junta de Comunidades después de haberme sido revocado por el presidente autonómico", ha añadido, explicando que quien presenta las candidaturas en unas elecciones --en este caso a la Junta de Personal para funcionarios del Gobierno de Castilla-La Mancha-- tiene que tener la representación del sindicato en el ámbito donde estas se celebran y esa representación la tenía él.

Según Gismera, él retiró de dicha candidatura a "un protegido" de la central sindical a nivel regional, algo que --como ha reconocido-- "no gustó", y al final tuvo que admitirlo tras una reunión en Madrid. "Ahora se me juzga y se me condena por algo que se resolvió en su momento tras un acuerdo en Madrid", ha censurado el sindicalista, quien, si bien antes no entendía la actuación del sindicato a nivel regional ni nacional, ahora aún la comprende menos.

Pero además, el exresponsable de CSI.F ha lamentado que para justificar su expulsión se hayan utilizado "cosas que han ocurrido después" del cese, entre ellas el hecho de que tras filtrarse la información a los medios él optase por responder a las preguntas de estos.

Junto al expediente cautelar abierto a Gismera se ha abierto expediente a otros dos miembros de su ejecutiva, J.D, y E.F, cada uno por diferentes razones.