Actualizado 11/03/2015 21:56 CET

Aprobado convenio sanitario con Madrid, formalizado en semanas

Echániz
Foto: EUROPA PRESS

TOLEDO, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado en su reunión de este miércoles el convenio sanitario con la Comunidad de Madrid, que tras la última revisión del Consejo Consultivo, será derivado a las Cortes autonómicas y "se formalizará en las próximas semanas", para después remitirlo al Senado.

   Así lo ha adelantado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, que ha señalado que "tanto Madrid como Castilla-La Mancha han hecho los deberes y ya está listo el acuerdo que pasará por las Cortes y por la Asamblea madrileña".

   Según ha detallado, con este convenio, que tendrá una duración de cuatro años y beneficiará a 380.000 vecinos de Castilla-La Mancha, fundamentalmente de Toledo y Guadalajara, se da "un paso adelante", teniendo en cuenta que el consenso "ha sido complicado y las conversaciones y acuerdos han sido complejos".

   A partir de este momento, ha explicado Echániz, los ciudadanos del norte de Toledo podrán mantener su hospital de referencia en Toledo "u optar por uno de los centros cercanos, en Aranjuez y Parla". En concreto, los habitantes de Esquivias, Illescas y Valmojado podrán ser atendidos en el Hospital Infanta Cristina de Parla, y lo de Noblejas, Ocaña, Yepes y Santa Cruz de la Zarza en Aranjuez.

   En el caso de los habitantes de Guadalajara, podrán ser atendidos en los hospitales madrileños Ramón y Cajal, La Paz y Puerta de Hierro en aquellos servicios que no pueda prestar el Hospital Universitario de Guadalajara, en especialidades que no forman parte de su cartera de servicios.

GASTOS

   Preguntado por el pago de esta asistencia, José Ignacio Echániz ha detallado que, en el caso de la asistencia de guadalajareños en Madrid, tratándose de diagnósticos terapéuticos que no están complementados, se financiarán en virtud del Sistema de Información del Fondo de Cohesión (SIFCO).

   En el caso de la atención a ciudadanos de Toledo, el consejero ha informado de que "habrá un pago capitativo por las personas que elijan la asistencia sanitaria por parte de Madrid". En este caso, a los ciudadanos se les enviará una carta para que elijan estar adscritos a su hospital habitual o a los más cercanos. Cuando reciban la voluntad de los ciudadanos, se incorporará a estas personas en un listado para que Madrid pueda establecer un documento acreditativo específico.

   No obstante, ha aclarado que la Atención Primaria seguirá siendo prestada en Castilla-La Mancha, la atención normal en el hospital que elijan y la "superespecializada" --los "tratamientos caros y complejos de los que carecen Parla y Aranjuez"-- se seguirá dando desde el hospital de Toledo.

   Además, para hacer un seguimiento del convenio, que ha ido incorporando aportaciones por las dos partes y organismos como el Consejo Consultivo de las dos regiones, se creará una comisión de coordinación y seguimiento con miembros de las dos administraciones.

AYUDAS A LA ADOPCIÓN

   De otro lado, el Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento del expediente de ayudas --de hasta 300.000 euros-- para la adopción de menores y autonomía personal de Castilla-La Mancha, que afecta a aquellos jóvenes que durante su edad inferior a 18 años han estado en medidas de protección administrativa, de guarda o tutela y que, en el momento en que cumplen mayoría de edad necesitan continuar con un apoyo para facilitar su autonomía e integración plena en la sociedad.

   Finalmente, en materia de Sanidad y Asuntos Sociales también se ha aprobado un gasto de 2.425.000 euros para la contratación de servicios auxiliares sanitarios, de limpieza, lavandería y transporte adaptado de la residencia de Santa María de Benquerencia, en Toledo.