Investidura.- Barreda agradece el apoyo al PSOE y asegura será "un impulso" que obliga aún más a cumplir lo prometido

Actualizado 26/06/2007 14:40:38 CET

TOLEDO, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, agradeció hoy al PSOE su apoyo al proyecto de Gobierno que pretende liderar y aseguró que supone "un impulso que me obliga todavía más" a cumplir con todo aquello "a lo que nos hemos comprometido".

Así lo indicó Barreda en su réplica al portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Santiago Moreno, al que recordó que también ha sido portavoz de grupo y por eso, considera que su intervención ha sido articulada y "llena de sugerencias" e incluso "ha puesto mejor que yo" el hecho de que se haga un balance "optimista" que se pretende trasladar al conjunto de la población.

Los que creen "que todo va a seguir igual", dijo el presidente del Ejecutivo autonómico, son los que "se cruzan de brazos", frente a los que apuesta por mejorar, y así, reconoció que no hay que conformarse "con lo que tenemos" pese a que se ha avanzado mucho. No obstante "queda un largo camino por recorrer" y hay que hacerlo "juntos".

Barreda reconoció que "nunca se alcanza la sociedad ideal", pero hay que saber "hacia donde dirigirse" si se quiere llegar lo máximo posible a la utopía. Nunca se llega a la meta final y "siempre hay un tramo que recorrer".

Resaltó que ahora existe confianza "en nosotros mismos y nuestras posibilidades" y "nos estamos demostrando que somos capaces de hacer las cosas por nosotros mismos" y de que puede "alcanzar cualquier meta". Esto, dijo, genera "un estado de ánimo y un dinamismo social y económico extraordinariamente fecundo" y esto es el origen de la transformación "que estamos consiguiendo".

Tras reconocer que tiene "fe" en la sociedad y la juventud regional, aseguró que ahora "se mueven los obstáculos" que históricamente habían impedido el desarrollo. Por ello, insistió, su análisis de la situación es optimista pero "no conformista porque todo me parece poco para Castilla-La Mancha".

IMPULSO PARA SER PRESIDENTE

Agradeció, además de por "dejarme", el "impulsarme" a ser el presidente de los castellano-manchegos "pasando por encima" de los intereses de grupo. Esto no es consecuencia "de mi liderazgo", afirmó, sino de la convicción profunda de la sociedad del tipo de política que hay que hacer desde el Gobierno de Castilla-La Mancha.

Barreda consideró que la mejor manera garantizar la libertad es garantizar la igualdad de oportunidades "a todos y a todas" y ahí "soy un liberal radical" en el concepto de que todos los hombres y mujeres, por ser personas, "somos radicalmente iguales".

Recordó un poema de Luis García Montero que describe la vida cotidiana de una mujer trabajadora y apostó en este sentido para "hacer lo posible para que la vida trate con dignidad absolutamente a todas las personas", y así, desde el Gobierno "preocupándonos por los que nos necesitan más".

Barreda afirmó que concede gran importancia y por eso propició la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha y "he hecho todos los esfuerzos posibles para que la propuesta de reforma fuera aprobada por unanimidad --pese a tener mayoría--, ya que desde el primer momento pensé que era necesaria".

Insistió en su idea de "más España, más Castilla-La Mancha y mas servicios para todos los ciudadanos para que los derechos sean efectivos" y mantuvo su compromiso con una reforma que pretende que las Cortes respeten la libertad manifestada "por estas Cortes" pese a que tenemos por delante un esfuerzo "grande", reconoció por último.