Publicado 14/01/2022 10:10CET

Investigado por conducir en sentido contrario entre La Gineta y Albacete y dar positivo en alcoholemia

Agente de la Guardia Civil de Tráfico
Agente de la Guardia Civil de Tráfico - GUARDIA CIVIL

ALBACETE, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

Efectivos del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Albacete han investigado a un vecino de Albacete, de 50 años de edad, por conducir un turismo en sentido contrario alrededor de 15 kilómetros por la autovía A-31, entre las localidades de La Gineta y Albacete, y posteriormente dar positivo en las pruebas de alcoholemia que se le realizaron.

El investigado se enfrenta a dos presuntos delitos contra la seguridad vial, uno por conducir un vehículo a motor de manera manifiestamente temeraria y otro por hacerlo bajo la influencia de bebidas alcohólicas, poniendo en peligro la vida o la integridad física de las personas, según ha informado la Benemérita en nota de prensa.

Los operadores de la Central Operativa de Tráfico (COTA) de la Benemérita albaceteña recibieron una llamada telefónica del Servicio de Emergencias que atiende el teléfono 112, así como otras de varios ciudadanos, en las que informaban de la existencia de un vehículo que circulaba en sentido contrario por la autovía A-31, concretamente entre las localidades de La Gineta y Albacete.

Desde dicha central COTA se alertó a una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Albacete muy próxima al lugar donde se ha visto circulando dicho vehículo para tratar de localizarlo e interceptarlo.

Tras recorrer esta patrulla el tramo concreto de dicha autovía, se observó cómo el turismo, al que hacían alusión las llamadas ciudadanas, circulaba en sentido Levante, haciéndolo por los carriles sentido Madrid, consiguiendo los agentes de la Guardia Civil su inmediata parada, evitando que pudiera ocasionar algún accidente.

Una vez interceptado el vehículo, fueron los propios agentes de la Guardia Civil quienes se encargaron de sacarlo de la vía a un lugar seguro, tras observar que su conductor presentaba síntomas evidentes de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, circunstancia que pudo ser corroborada al ser sometido a las pruebas de determinación alcohólica en las que arrojó una elevada tasa de alcohol.

Las diligencias, instruidas por efectivos de Grupo de Atestados del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Albacete, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción Número Dos de Albacete, en funciones de guardia.

Desde la Guardia Civil han recordado que para el delito de conducción temeraria, la ley prevé penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años.

Mientras, para el delito de conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas el Código Penal prevé la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Contador

Para leer más