Publicado 21/12/2015 18:50CET

Mariscal asume la presidencia de la Semana de Música Religiosa, que considera "muy importante" de cara a 'Cuenca 2016'

CUENCA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, ha asumido la presidencia del Patronato de la Semana de Música Religiosa, que ha quedado constituido este lunes en una reunión en la que el regidor ha puesto de manifiesto que se trata de una cita "muy importante" dentro del calendario de eventos organizados con motivo de la conmemoración, en 2016, del vigésimo aniversario de la declaración de la ciudad como Patrimonio de la Humanidad.

En declaraciones a los medios previas a dicha reunión, Mariscal ha explicado que con su nombramiento "se termina así de renovar el Patronato" de un evento declarado de Interés Turístico Internacional y que, ha defendido, "está consolidado y es una actividad que vamos a tener en cuenta de cara a los eventos del próximo año".

Por su parte, la consejera de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Reyes Estévez, ha admitido que hablar de la importancia de Semana de Música Religiosa en Cuenca "casi es nombrar a Cuenca dos veces", y que el Gobierno regional persigue que la misma importancia que tiene para Cuenca "la tenga para nuestra oferta cultural".

"Creemos que es parte importante y de ahí nuestra intención no solo de contribuir a su mayor prestigio, sino a su mayor difusión y proyección a nivel nacional e internacional", ha subrayado.

Estévez ha recordado que se trata de un "referente de la música sacra y uno de esos primeros festivales de música a nivel nacional", de ahí la importancia de "conservarlo y contribuir a esa fusión de la música tradicional con esos planteamieneos más novedosos", ha espetado.

A su juicio, parte importante de su éxito se basa en la "colaboración conjunta de todas las instituciones", entre las que ha citado a Ayuntamiento, Diputación, Junta, así como entidades financieras y Obispado.

Con respecto al nombramiento de Mariscal como nuevo presidente en sustitución del presidente de la Diputación, Benjamín Prieto, la titular de Educación ha defendido la propuesta aseverando que será "mejor" que sea una persona de la ciudad de Cuenca quien lo presida.

"Quien, de primera mano, estando a pie de calle y en contacto diario, lleve a buen término durante este mandato la Semana de Música Religiosa", que el próximo año alcanza su 55 edición, una conmemoración "muy importante para ponerla en camino a ese sexagésimo aniversario", ha destacado.

Por su parte, el presidente saliente ha matizado que la situación que él se encontró hace cuatro años "era muy diferente a la de ahora, muy complicada, ya que había una gran deuda", que rondaba los 1,4 millones de euros.

"Lo que se ha conseguido en estos cuatro años es consolidarla, evitar su desaparición" y, ha aclarado, desde el Patronato y con todas las administraciones, dotarla de "suficiente fuerza" para convertirla en un "eje dinamizador de la cultura en la ciudad, pero también desde otros puntos de la provincia".

De esta forma, ha sido posible, además, "el dar a conocer su gran patrimonio, porque es una combinación con la oferta cultural que en torno a la semana va surgiendo". La programación de conciertos en diferentes puntos de la provincia , ha dicho Prieto, "ha dado resultados", por lo que la ha puesto en valor como una "muestra de que la Semana de Música pertenece a la ciudad y a la provincia".

A lo largo de la sesión se han estudiado los informes de la directora gerente referidos a 2014, así como las propuestas de programación para la próxima edición.