Publicado 23/04/2021 21:07CET

Miles de personas marchan contra el ERTE planteado por Repsol Petróleo en Puertollano

Marcha Repsol en Puertollano
Marcha Repsol en Puertollano - EUROPA PRESS

PUERTOLLANO, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

Unas 5.000 personas, según la Policía Nacional, han marchado a pie desde la puerta 2 del complejo petroquímico hasta el paseo de San Gregorio de Puertollano (Ciudad Real) en la tarde de este viernes, desafiando el escenario de riesgo extremo por COVID-19 del municipio, en rechazo al Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) planteado por Repsol Petróleo para un máximo de 618 trabajadores durante un periodo de seis meses.

Los sindicatos han pretendido con esta movilización marcar un "punto de inflexión" en el proceso de negociación, según ha señalado en declaraciones a los periodistas el presidente del comité de empresa (CCOO, UGT y STR), Salvador Usero, quien ha avanzado que a las medidas ya tomadas en Puertollano se sumarán otras a "escala nacional" que se empezarán a adoptar la próxima semana.

La comitiva, encabezada por dirigentes sindicales autonómicos, miembros del comité de empresa y representantes legales de los trabajadores que participan en la mesa de negociación, ha emprendido la marcha sobre las 18.00 horas conformada a tres columnas, entre otras medidas de prevención sanitaria, incluido el distanciamiento físico y la prohibición de fumar.

Durante la manifestación, que ha transcurrido sin incidentes aunque rodeada de un importante operativo desplegado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, se han podido oír proclamas como 'No al ERTE de Repsol' o 'Puertollano no se toca'.

La comitiva, a la que se ha ido uniendo la ciudadanía entre aplausos, ha llegado sobre las 19.40 horas a la Concha de la Música, donde se encontraban también ediles de la corporación municipal, representantes políticos y alcaldes de la comarca, entre ellos la alcaldesa de Puertollano, Isabel Rodríguez; el diputado socialista Miguel Ángel Caballero; la diputada del PP Rosa Romero o el presidente provincial del Partido Popular, Miguel Ángel Valverde.

Allí, el presidente del comité de empresa ha leído un manifiesto en el que ha reiterado su rechazo al expediente presentado por la empresa, al tiempo que ha recordado las graves consecuencias en cascada que podría acarrear para 1.500 familias vinculadas a la propia Repsol y las empresas auxiliares.

De hecho, durante la protesta, las conversaciones apuntaban asimismo a la preocupación imperante entre sindicatos y ciudadanía, que va más allá del problema coyuntural de caída de consumo de carburantes para extenderse a las incertidumbres que en el plano económico, laboral y social plantea la ruta de la reconversión tecnológica hacia las energías limpias.

Tanto el comité de empresa de Puertollano como el de A Coruña (también afectada por un ERTE para 212 personas) rechazan el expediente, planteado justo en el momento en que se negocia un Acuerdo Marco para toda la plantilla que, a su juicio, plantea importantes retrocesos.

CAUSAS POCO JUSTIFICADAS

De hecho, según reza el manifiesto leído este viernes, las causas productivas que argumenta la empresa parecen a los sindicatos "poco justificadas" cuando las autoridades sanitarias vislumbran un segundo trimestre de vacunación masiva, una movilidad más flexible y cuando el "aumento de los márgenes de refino" provoca que otras refinerías del país comiencen a poner en marcha las unidades que mantenían en parada.

Para los representantes de los trabajadores, las "verdaderas razones" que llevan a la compañía a proponer "semejante despropósito" son de otra índole. "Amedrentar a los trabajadores para la futura negociación del Acuerdo Marco del Grupo Repsol e influir en un marco normativo con respecto a la transición energética son las conclusiones que sacamos de los comunicados que la propia empresa ha divulgado en los medios de comunicación y por la red interna de Repsol", señalan.

De este modo, el comité de empresa subraya que los puestos de trabajo "no pueden ser cuestionados" por la empresa, y que la "profesionalidad y el compromiso" de todas las personas que trabajan en la refinería, personal propio y empresas auxiliares, será la "clave de bóveda" para la transformación energética de Repsol a futuro.

"Si Repsol piensa que esta es la mejor forma de comenzar a trabajar en los retos de futuro planteados en su Plan Estratégico creemos que comete un error de una gran magnitud", enfatizan.

"Nuestra intención es que la empresa recapacite y se replantee aplicar el ERTE que tiene planeado, con ello conseguiría devolver la confianza que las trabajadoras y trabajadores teníamos en nuestra empresa", han aseverado.

"Si sigue adelante con el proceso, jamás volveremos a creer en una compañía de la que todas y todos nos enorgullecíamos", concluye el manifiesto.

Tras su lectura también han intervenido Juan Cerrillo, delegado territorial de STR en Castilla-La Mancha; Raúl Alguacil, secretario general de FICA-UGT CLM, y Ángel León, secretario general de CCOO-Industria CLM,

PROSIGUEN LAS NEGOCIACIONES

La comisión representativa de los trabajadores y la empresa Repsol Petróleo prosiguen, bajo la tutela del Ministerio de Trabajo, las reuniones de la mesa negociadora del ERTE, en la que participan 13 titulares en representación de los sindicatos STR, UGT, CCOO, CIG y USO, tanto de Puertollano como de A Coruña.

La segunda reunión ha tenido lugar este viernes. Según han informado fuentes del comité de empresa a Europa Press, en el transcurso del encuentro los sindicatos han reiterado su rechazo al ERTE al no encontrar "estímulo" que impulse la negociación.

Según han informado los sindicatos a los trabajadores, en la reunión la empresa no aportó toda la documentación solicitada anteriormente y que considera "fundamental" para el análisis de las causas justificativas del expediente.

Aun así, la comisión representativa de los trabajadores ha puesto de manifiesto su "total rechazo" al ERTE y la necesidad de que, por motivos de seguridad, la supervisión de los paneles y las unidades debe ser "continua" por parte del personal propio de las instalaciones, así como la desafectación de los diferentes puestos que siguen con su actividad necesaria de cara a la continuidad de la producción por el inicio de la actividad normal.

Contador