Page dice que la cifra le sirve como "acicate" para preparar un plan urgente de empleo que presentará en agosto


Publicado 02/06/2015 13:20:14CET
Page en el Ayuntamiento
EUROPA PRESS

TOLEDO, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El diputado electo y candidato socialista a la Presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha valorado las cifras del paro del mes de mayo como "positivas" y ha dicho que este descenso le "sirve como acicate" para renovar su compromiso político de presentar a los interlocutores sociales un plan urgente de empleo, que generara 60.000 empleos en dos años, como muy tarde en el mes de agosto.

De este modo ha reaccionado García-Page, cuando ha sido preguntado en un acto en su calidad de alcalde de Toledo, sobre las cifras del paro conocidas este martes, que dejan en la región 7.594 parados menos.

El candidato socialista a la Presidencia ha defendido que la bajada del paro "siempre es positiva", y a aunque la registrada en Castilla-La Mnacha el pasado mes es "considerable", cree que es estacional, por la cercanía del verano.

"Aunque baje no hay que relajarse", ha precisado el que puede ser próximo presidente de Castilla-La Mancha, que ha incidido en la necesidad de que crear empleo de carácter fijo y no bajar la guardia en este objetivo.

Por ello, en un acto como alcalde de Toledo en funciones, García-Page ha querido "renovar" su compromiso "personal y político" de hacer, como "primer encargo", un plan de urgente de empleo que presentará a los interlocutores sociales como muy tarde en agosto, que generará 60.000 puesto trabajo en dos años.

Aunque el candidato socialista ha precisado que ésta no es la solución definitiva para acabar con el paro, pues al principio puede que el empleo que se genere sea "temporal", ha alertado de que "en Castilla-La Mancha no hay tiempo" y es necesario evitar que los jóvenes sigan abandonando la región.

"Hay que crear el ambiente para que quién busque empleo aquí lo pueda tener, quizá al principio temporal", ha admitido García-Page, que ha incidido en la necesidad de generar "autoestima" en la actividad económica en la región, de la mano del sector privado, pues las administraciones no están en "contraposición" con las empresas.

"Es un debate estéril que evitaremos para generar sinergias de colaboración, crear empleo y dar vuelta como a un calcetín al paro en la región", ha concluido.