Actualizado 25/01/2009 19:58 CET

PP reitera en que el presupuesto del PEAG asignado para 2009 es insuficiente y acusa a Barreda de "engañar una vez más"

TOLEDO, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Partido Popular de Castilla-La Mancha señaló hoy que el presidente regional, José María Barreda, "ha vuelto a engañar una vez más a los agricultores" de Castilla-La mancha tal y como demuestra el reconocimiento del presidente del Consorcio del Plan Especial del Alto Guadiana (PEAG) de que el presupuesto final para desarrollarlo es menor del anunciado por el Ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

Según informó el PP en nota de prensa, la viceportavoz del Partido Popular en las Cortes regionales, María Luisa Soriano, recordó que el compromiso adquirido por Barreda con el Gobierno de Zapatero publicado en el BOE de 14 de enero de 2008 fue el de asignar 564 millones de euros para desarrollar el PEAG en el ejercicio 2009.

"Sin embargo, lo aprobado por el Gobierno socialista en los Presupuestos Generales del Estado no llega ni al 10% de esa cantidad. Y con estas cifras, aún tiene el PSOE la desfachatez, cuando el Partido Popular denuncia la situación, de decir que pretendemos enredar", lamentó la parlamentaria del PP.

"Desde un primer momento, desde el Partido Popular nos manifestamos en contra del actual Plan Especial del Alto Guadiana, el cual, inexplicablemente, fue aprobado por el Gobierno socialista de Zapatero con el apoyo y el aplauso de Barreda", afirmó la viceportavoz Popular, quien reiteró que el PEAG "ni es un Plan consensuado, ni satisface a los agricultores, ni a los ecologistas, ni resuelve la situación de los acuíferos de esta zona del Alto Guadiana".

Por otro lado -continuó Soriano-, "con este Plan, el Gobierno socialista pretende dejar en regadío tan sólo 125.000 hectáreas, lo que significa que más de la mitad de la superficie actual de regadío del Alto Guadiana desaparecerá de un plumazo"

Según la diputada del PP, el mismo documento del PEAG indica que, difícilmente, se van a volver a ver las Tablas de Daimiel funcionando en condiciones parecidas a su estado natural original, ni los Ojos del Guadiana recuperados y bien oxigenados, "cuando, sin embargo, ésta es una de las banderas que, con su populismo característico, el Gobierno regional más enarbola".

La diputada del PP aseguró que para Castilla-La Mancha "es una auténtica burla la política hidráulica que el Gobierno de Barreda viene practicando y consintiendo durante tantos años: Barreda no sólo no hace nada para defender el agua para la región, sino que se dedica a sacar diariamente a sus voceros para culpar al PP de una situación de la que sólo él es responsable y la cual es incapaz de resolver".

"En vez de dedicarse a arremeter contra el Partido Popular para confundir a los castellano-manchegos, indica la viceportavoz, el Gobierno de Barreda y sus voceros deberían de plantar cara a Zapatero y defender los intereses de la región", manifestó Soriano.