PSOE confía en que Rajoy no "saque pecho" con C-LM en el Debate


Actualizado 23/02/2015 13:05:28 CET
Vaquero, PSOE
EUROPA PRESS

TOLEDO, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Vaquero, ha confiado este lunes en que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no ponga como ejemplo a esta Comunidad Autónoma durante el Debate sobre el Estado de la Nación que se celebra esta semana, porque esta región no puede servir para que Rajoy "saque pecho".

"Mal empezamos si el ejemplo para dar soluciones al país en lo económico y social es Cospedal", ha apuntado Fernández Vaquero en rueda de prensa, donde ha esperado que, aunque no se sabe de qué hablará Rajoy ni qué estadísticas ofrecerá ni si le pondrá cara a esas estadísticas, no se ponga como ejemplo a Castilla-La Mancha.

A su juicio, "hay caras a las que les ha ido muy bien pero hay rostros anónimos, sin caras" donde no ha ocurrido lo mismo. Así, el socialista ha enumerado distintos datos económicos como el hecho de que Castilla-La Mancha sea la región con menos renta por habitante del país, o que con el PP se haya incrementado el desempleo en casi un 20 por ciento.

También se ha referido a un informe del Ministerio de Agricultura sobre la renta agraria que refleja cómo a nivel nacional bajan los precios en origen y aumentan los costes de producción de los agricultores o cómo se habla de la subida de las pensiones cuando "a siete de cada diez pensionistas se les han aumentado dos euros al mes".

Con esta situación, Castilla-La Mancha "no es ni debe ser ejemplo para que Rajoy saque pecho", ha manifestado el secretario de Organización del PSOE, que ha augurado que durante el Debate, por parte del PP "habrá una propuesta y lanzarán el mensaje de 'o nosotros o el caos'".

Sin embargo, en su opinión, lo que hay que hacer ahora es aplicar "la moderación, la sensatez, el sentido común y que se puede y se debe recuperar la autoestima", ha agregado Jesús Fernández Vaquero, que ha recordado que este lunes, aniversario del golpe de Estado del 23-F, habría que recuperar esa ilusión y esa forma "de hacer política con normalidad, sin estridencias".