Publicado 21/01/2021 12:09CET

Riego de apoyo, sujeción de ramas y control de plagas, programa de cuidados para conservar el roble centenario de Yebes

Quejigo centenario en Yebes
Quejigo centenario en Yebes - AYUNTAMIENTO

GUADALAJARA, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

Riegos de apoyo a lo largo de todo el año y más frecuentes en verano para satisfacer las necesidades hídricas; sistemas de sustentación en las ramas que lo requieran para contrarrestar la excesiva palanca o tensión y mantener la estructura viva; y seguimiento de las especies encontradas para diseñar los tratamientos preventivos contra las plagas y enfermedades son algunas de las propuestas elevadas por el grupo de expertos de la Asociación Micorriza para conservar el roble centenario de la localidad de Yebes.

Recuerda el Ayuntamiento en nota de prensa que fue en julio de 2015 cuando la localidad fue la primera de la provincia en aprobar una Ordenanza municipal para la protección del arbolado singular de interés local.

Después de aquel hito en la gestión medioambiental y conservación del patrimonio arbóreo vendrían otros, como el diseño y señalización de la ruta por los árboles centenarios de Yebes y Valdeluz, la aprobación del Plan de Gestión de Valdenazar o la publicación de una guía que cataloga y ordena estos vestigios forestales.

"El estudio de este vetusto ejemplar se enmarca en este conjunto de medidas para preservar este patrimonio natural e implementar acciones de cara a su conservación", detalle el edil de Medio Mabiente, Vidal Gaitán.

INFORME EXHAUSTIVO SOBRE SU SALUD

Con el fin de categorizar el riesgo que presenta este magnífico ejemplar de quejigo, el pasado verano se le practicó una evaluación básica y otra de testeo instrumental con ayuda del resistógrafo.

Se trata de un instrumento de medición que introduce una varilla en el interior para evaluar la dureza allí por donde va perforando, para detectar pudriciones y cavidades internas reveladoras de una disminución de la capacidad de sustentación del árbol.

Para identificar posibles puntos críticos, se contó con el apoyo de un martillo de nylon para la detección de defectos internos.

En cuanto al análisis fitopatológico, el informe concluye que se ha detectado la presencia de un hongo xilófago en la vertiente norte, en el suelo, un indicador de pudrición de raíces, muy frecuente en esta especie.

A modo de conclusión, el estudio encargado por el Ayuntamiento de Yebes para conocer el estado de este espléndido roble determina que se trata de un ejemplar de vitalidad, gran estructura y salud en madera interna y copa alta.

Sin embargo, hay presencia de varias afecciones que no es deseable que lleguen a suponer un problema fitosanitario. Las zonas más comprometidas se localizan en la inserción de las grandes ramas o cimales, puesto que se apoyan sobre una estructura con una enorme cavidad. Hasta el momento, las dimensiones de esa cavidad no arrojan urgencia o colapso inminente, pero en función del crecimiento futuro la situación será cada vez de más riesgo.