Publicado 29/10/2022 15:06

Las sanciones por ITV caducada en Castilla-La Mancha han aumentado un 62% en los últimos seis años, según AECA

Archivo - Turismo pasa la ITV.
Archivo - Turismo pasa la ITV. - AECA-ITV - Archivo

TOLEDO, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las sanciones por ITV caducada en Castilla-La Mancha han aumentado un 62% en los últimos seis años, según evidencias las cifras publicadas por la Dirección General de Tráfico, que ha analizado la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos AECA-ITV.

Según ha informado AECA en nota de prensa, las multas por no tener la inspección técnica al día en la Comunidad Autónoma pasaron de 25.276 en el año 2015 a 40.897 en el 2021.

"Se trata de un dato que, lamentablemente, era de esperar teniendo en cuenta que el absentismo en la ITV se mantiene en los niveles más altos de los últimos 10 años; una situación preocupante porque demuestra que aún son muchos los conductores que no son conscientes del papel fundamental que tiene la inspección técnica en la seguridad vial y en la protección al medio ambiente", ha asegurado el director gerente de AECA-ITV, Guillermo Magaz.

Más allá del riesgo de sufrir o provocar un siniestro vial y el daño al medio ambiente que implica circular con un vehículo sin la inspección técnica al día, no cumplir con esta obligación legal puede conllevar una sanción económica de 200 o 500 euros, dependiendo del caso.

Tener la ITV caducada, es decir, tanto circular con el vehículo como tenerlo estacionado en el garaje o en la calle sin haber realizado la inspección técnica en la fecha en la que le correspondía se considera una infracción grave sancionada con 200 euros y la obligación inmediata de realizar la ITV.

Circular con la ITV desfavorable, es decir, seguir circulando con el vehículo pese a que se le detectaron defectos graves que sólo le permitirían desplazarse hasta el lugar de reparación se considera una infracción grave sancionada con una multa de 200 euros.

En este supuesto, el titular del vehículo en el momento en el que se le detectan los defectos graves está Nota de prensa Síguenos en Twitter: @AECA_ITV obligado a repararlos y volver a la estación de ITV, en un plazo máximo de 2 meses, para comprobar la subsanación de dichos defectos.

Circular con una ITV negativa, es decir, seguir circulando con el vehículo al cual se le han detectado defectos muy graves se considera una infracción muy grave sancionada con una sanción de 500 euros.

En estos casos, el vehículo no está autorizado a abandonar la estación de ITV por medios propios, sino que tendrá que hacerlo transportado por una grúa hasta el lugar de reparación y volver a la estación ITV, en un plazo máximo de 2 meses, para comprobar la subsanación de los defectos.

Más información