Tribunales.- Mañana juzgan al presunto autor de un delito de intento de homicidio en Quintanar de la Orden (Toledo)


Actualizado 20/11/2007 22:49:11 CET

TOLEDO, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Toledo juzgará mañana, miércoles, a F.B., de 26 años, para quien el Ministerio Fiscal solicita ocho años de prisión como autor de un delito de intento de homicidio en grado de tentativa, cometido contra el propietario de un pub de Quintanar de la Orden (Toledo) el 23 de julio de 2006.

Según las conclusiones del Ministerio Fiscal, a las que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron sobre las 5.20 horas de ese día, cuando el acusado se presentó en el pub 'El mono negro', situado en el Pasaje Ángel y María de Quintanar, en cuyo exterior se encontraba el propietario del establecimiento, con quien el procesado había tenido un enfrentamiento anterior.

En ese momento, sin mediar palabra, el acusado con el ánimo de quitarle la vida se abalanzó sobre él provisto de un cuchillo jamonero, que no fue localizado, y le asestó una puñalada en la región pectoral.

A continuación, al salir huyendo el agredido, el imputado le siguió por las calles adyacentes y, al llegar a la calle Tejeros, sacando un hacha que portaba, con ánimo de quitarle la vida, le golpeó con ella, alcanzándole a la altura de la nuca. Al caer el agredido al suelo, el acusado le siguió golpeando con el hacha, alcanzándole en los miembros superior derecho e izquierdo.

A consecuencia de los hechos, la víctima sufrió lesiones consistentes en heridas inciso contusas en el tórax, cabeza y cuello, que le dejaron diversas cicatrices; además de en ambos brazos, de las que tardó en curar 180 días, quedándole como secuelas cicatrices en la cara anterior del antebrazo, la región acromio-supraescapular, la mano izquierda, el esternón, el espacio intercostal y la cabeza y el cuello.

Según la calificación del Ministerio Fiscal, estas lesiones, de no haber mediado intervención médica, tendrían entidad letal suficiente para haber ocasionado la muerte del lesionado, al afectar a órganos vitales.

El Fiscal pide también una indemnización para la víctima por las lesiones causadas de 9.960 euros, otra de 10.000 euros por las secuelas, y una tercera de 6.000 euros por los perjuicios morales sufridos. El acusado está en prisión desde el 23 de agosto de 2006.