Actualizado 23/01/2013 11:48 CET

El turismo industrial, de compras y del vino tendrán un peso "muy importante" en el stand de Castilla-La Mancha en Fitur

TOLEDO, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Castilla-La Mancha aprovechará la XXXIII edición de la Feria Internacional de Turismo, Fitur, que se celebrará en Madrid del 30 de enero al 3 de febrero, para dar un especial protagonismo al turismo industrial, de compras y del vino, tipologías turísticas que tendrán un peso "muy importante" en el stand de la Junta de Comunidades.

Fuentes de la Consejería de Empleo y Economía han explicado a Europa Press que el Gobierno, sabedor de que el turismo industrial está funcionando en otros lugares del mundo, quiere aprovechar la industria que tiene la región para mostrarla a todos aquellos visitantes dispuestos a conocer cómo elaboran las industrias de Castilla-La Mancha sus productos.

Las Reales Fábricas del Bronce de Riópar (Albacete), las Minas de Almadén (Ciudad Real) o la Real Fábrica de Paños de Brihuega (Guadalajara) son algunas de las 'joyas' que posee la región.

ARTESANÍA Y TURISMO DE COMPRAS

La artesanía y el turismo de compras serán otras de las tipologías turísticas que se promocionará en Fitur, ya que, según estas mismas fuentes, son muchos los turistas interesados en comprar productos de la región como los zapatos de Fuensalida, las navajas de Albacete o la cerámica de Talavera de la Reina por ejemplo.

Asimismo, la Junta dará importancia al enoturismo o turismo del vino, más teniendo en cuenta que en Castilla-La Mancha hay 600.000 hectáreas de viñedo, lo que supone el 20 por ciento de los viñedos de Europa. "Hay que seguir promocionando el vino de Castilla-La Mancha", han asegurado estas mismas fuentes.

TURISMO IDIOMÁTICO

El Gobierno de Castilla-La Mancha también aprovechará que el español es el segundo idioma más hablado del mundo para animar a los extranjeros a venir a la región para aprender o perfeccionar el castellano. Es lo que se llama el turismo idiomático y para promocionarlo se ensalzará aún más la figura de El Quijote.

El turismo de conmemoraciones y sobre todo la conmemoración del IV Centenario de la muerte del Greco tendrán un espacio destacado en el programa de promoción turística del stand de Castilla-La Mancha, pero también tendrán cabida otras tipologías como el turismo cultural, cinegético, activo, rural, de naturaleza, de aventura, de salud y bienestar social, de congresos, gastronómico, de camping, entre otros.

ALMADÉN

Otro de los objetivos del Gobierno regional es lograr que los visitantes que vienen a conocer el patrimonio de Toledo o Cuenca también se interesen por otras ciudades o pueblos de Castilla-La Mancha como por ejemplo Almadén, cuyas minas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Según datos que maneja la Junta, el 63 por ciento de los turistas extranjeros aseguran que tienen a Castilla-La Mancha como destino fundamental de sus viajes.

Para promocionar toda esta oferta turística, Castilla-La Mancha contará con un stand de 518 metros cuadrados en Fitur. Según fuentes de la Consejería, el stand "va a llamar mucho la atención, habrá muchas actividades y no se va a aburrir nadie".