Vicente Rouco, reelegido Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha

Vicente Rouco
EP
Actualizado 28/10/2010 16:12:35 CET

MADRID/TOLEDO, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

Vicente Rouco Rodríguez ha sido reelegido presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM). El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en su sesión plenaria de este jueves, ha ratificado al Magistrado en el cargo de presidente del TSJCM al haber obtenido 17 de los 21 votos posibles. Rouco inicia de esta forma su segundo mandato al frente del Tribunal regional.

Nacido en la Puebla de Montalbán (Toledo) en 1958 ingresó en la Carrera Judicial en el año 1982 y es Magistrado desde el año 1987. Durante su dilatada carrera profesional ha sido Juez de Distrito de Villarrobledo y Málaga entre los años 1982 y 1985, prestó igualmente servicio en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Hellín durante 2 años, de 1985 a 1987. Ese año ascendió a la categoría de Magistrado y ocupó destino en Juzgado de Instrucción número 5 de Barcelona.

Ha sido además Magistrado-Juez de Vigilancia Penitenciaria de Albacete y Cuenca. Entre los años 1987 y 1989 fue Magistrado de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Territorial de Albacete y del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha desde su constitución en 1989. Ese año pasó a prestar servicio como Magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid, destino en el que estuvo hasta el año 1994, en el que regresó de nuevo a la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJCM, con sede en Albacete.

En enero de 1996 fue nombrado presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJCM, cargo desde el que pasó a ocupar en enero de 2005 la presidencia en funciones del Tribunal Superior de Justicia en sustitución de Emilio Frías. En julio de 2005, el Consejo General del Poder Judicial le nombró presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, cargo en el que ha sido renovado por el Pleno del Consejo General del Poder Judicial.

Vicente Manuel Rouco Rodríguez también ha desarrollado la actividad docente como profesor asociado de Derecho Natural y de Derecho Civil en la Universidad de Castilla-La Mancha, además de haber sido colaborador en la Escuela de Práctica Jurídica de la Facultad de Derecho de Albacete. Igualmente ha impartido numerosos cursos, conferencias y ponencias, además de escribir artículos de opinión en las más prestigiosas publicaciones jurídicas.

En junio de 2004, el Ministerio de Justicia le distinguió con la Cruz de Primera Clase de la Orden de San Raimundo de Peñafort, uno de los mayores premios profesionales con que puede contar un magistrado. Ha sido distinguido también recientemente con la Cruz al Mérito Policial. Vicente Rouco esta casado y es padre de dos hijas.

DESIGNACIONES DE OTROS TRIBUNALES

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha logrado superar sus anteriores dificultades y alcanzar el consenso exigido por la Ley para designar a los presidentes de los tribunales superiores de justicia (TSJ) en Andalucía, Comunidad Valenciana, y Cataluña, que serán a partir de ahora Lorenzo del Río, Pilar de la Oliva y Miguel Ángel Gimeno. No hubo acuerdo para cubrir una plaza vacante el la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

Igualmente, se designaron los presidentes para los TSJ de Canarias y de Castilla y León, al ser reelegidos en sus respectivos cargos Antonio Juan Castro Feliciano (17 votos) y José Luis Concepción (20 votos). Todos ellos lograron el apoyo de al menos 13 de los 21 vocales del CGPJ, tal y como exige la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) para este tipo de cargos.

Así lo anunció este jueves en rueda de prensa la portavoz del CGPJ, Gabriela Bravo, que especificó que, en Valencia, la miembro de la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura (APM) Pilar de la Oliva obtuvo el puesto con 14 apoyos en segunda votación, frente a los 5 votos que obtuvo en esta ronda el también conservador Pedro Castellano. Durante la primera ronda, De la Oliva obtuvo 11 apoyos, Castellano 7 y el independiente Javer LLuch tan sólo 3 votos.

Se trataba de la cuarta ocasión en la que se llevaba al Pleno del CGPJ la elección de la Presidencia del TSJ Valenciano, que ocupaba hasta ahora Juan Luis de la Rúa, en funciones desde hace más de un año. En este tribunal están pendientes asuntos de interés mediático y político como el posible enjuiciamiento del presidente de la Comunidad, Francisco Camps, por el "caso Gürtel".

Bravo explicó que para la elección de De la Oliva se ha tenido en cuenta, además de su experiencia de 26 años en la magistratura, lo completo del programa de gobierno que esta magistrada presentó en el CGPJ durante la entrevista que se realizó a los diferentes candidatos por la Comisión de Calificación del órgano de gobierno de los jueces, en la que además expresó su empeño en la lucha contra la corrupción política.

"Su programa de gobierno puso de manifiesto su perfecto conocimiento de la situación de la justicia en Valencia", dijo Bravo sobre la candidatura de De la Oliva, de la que destacó su "mérito y capacidad" para el cargo sin desmerecer, eso sí, el currículum del resto de candidatos que también optaban al TSJ valenciano.

CATALUÑA Y ANDALUCÍA

Por lo que se refiere al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, ha sido designado el que fuera portavoz de la progresista Jueces para la Democracia (JpD) Miguel Ángel Gimeno, que obtuvo 13 votos frente a los 7 obtenidos por la actual presidenta de este órgano, María Eugenia Alegret. En esta votación se registró además un voto en blanco, mientras que Joaquín Bayo no obtuvo ningún apoyo.

En el caso del TSJ Andalucía, y tras la jubilación de Augusto Méndez de Lugo, ha sido designado para el cargo Lorenzo Del Río, ex portavoz de la asociación de jueces Francisco de Vitoria y actual presidente de la Audiencia Provincial de Cádiz, que ha obtenido 14 votos frente a los 7 acumulados por Francisco Javier Arroyo.

Bravo destacó igualmente los méritos y capacidad de los magistrados elegidos para estos dos cargos, y reconoció que la función del CGPJ de nombrar altos cargos judiciales es "complicada", y que los vocales tienen que reconocer que sus designaciones no siempre satisfagan a todos.

Preguntada por el hecho de que cada uno de los elegidos para los puestos de Valencia, Andalucía y Cataluña, que son los que han suscitado más polémica, pertenezcan a una asociación judicial diferente, Bravo rechazó que esta circunstancia haya guiado la política de nombramientos del CGPJ que, según subrayó, actúa únicamente por criterios de mérito y capacidad.

Finalmente, sobre la plaza vacante en el Tribunal Supremo en la que no ha habido acuerdo, la portavoz del CGPJ señaló que aunque está pendiente hace más de dos años se precisa una capacidad de consenso y diálogo que ahora no existe sobre este puesto, aunque espera que pueda ser cubierto antes de que finalice el año.