Actualizado 22/02/2011 14:55 CET

Unos 500 hosteleros de León piden al Gobierno que "dé marcha atrás" con la Ley Antitabaco porque el sector "se arruina"

LEÓN, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

Unos 500 hosteleros de León han salido este martes a las calles de la capital para solicitar al Ejecutivo central que "dé marcha atrás" con la Ley Antitabaco y sea sensible hacia la situación del sector, que, según ha asegurado, "se arruina" a causa de esta "desgraciada" normativa.

Según explicó el presidente de la Federación Española de Hostelería, José María Rubio, sólo hace falta salir a la calle y ver los bares y los restaurantes o hablar con los hosteleros para darse cuenta de los efectos de la nueva legislación.

De la misma forma, apuntó que en la mayor parte de países de la Unión Europea se puede fumar en los establecimientos hosteleros si se mantienen espacios sin humo para las personas no fumadoras.

En este contexto, recalcó que los restauradores quieren a todo tipo de clientes, tanto a los que fuman como a los que no fuman, y mientras el tabaco sea una sustancia legal, el sector necesita trabajar con todos los clientes porque "se está arruinando" y la Ley ha llegado en "el peor momento de la hostelería de los últimos 50 años".

En este sentido, destacó que el sector es "serio" y desde el primer momento ha sido consciente de que su obligación es cumplir la normativa vigente, aunque "con dolor". Respecto a los casos en los que la nueva Ley Antitabaco se ha incumplido, aseguró entenderlo desde el punto de vista humano, porque cuando llega un momento que por una legislación "no se puede dar de comer a la familia", al final se comprende "humanamente" que se adopten decisiones de ese tipo.

Por otra parte, apeló a la sensibilidad del Gobierno ante la primera vez en la historia que la hostelería sale a la calle y porque se trata de una realidad "fácil de solucionar". "Solo hay que hacer lo que hacen los países europeos más avanzados", apostilló.

PÉRDIDAS DE HASTA EL 20%

En cuanto a las pérdidas económicas que ha supuesto la entrada en vigor de la Ley Antitabaco, recordó que las previsiones se situaban en torno a un 10 por ciento de descenso en las ventas, aunque tras realizar una encuesta en 1.200 establecimientos a finales del mes de enero el promedio se situó en el 20 por ciento de bajada en los locales de ocio nocturno y entre un 14 y un 15 por ciento en los restaurantes.

Por su parte, el presidente de la Asociación Hosteleros León, Pedro Llamas, declaró que la manifestación que hoy tiene lugar en León es "un hito", al tratarse de la primera vez que el sector sale a la calle.

Igualmente, mostró su rechazo a la Ley Antitabaco y advirtió que "las pérdidas están ahí" y, según algunas informaciones, numerosos establecimientos no podrán aguantar las pérdidas, por lo que se verán abocados al cierre.

Finalmente, aseguró que en el caso concreto de León las cifras que se barajan en torno a las pérdidas son "muy alarmantes" y la caída de la actividad confirma "los peores presagios".