La apertura hoy del tramo entre Benavente y Zamora completa el recorrido de la A-66 en vías de doble carril

Publicado 12/05/2015 7:29:39CET
Autovía Ruta de la Plata, tramo Benavente-Zamora
MINISTERIO DE FOMENTO

VALLADOLID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El tramo de la A-66 entre Benavente y Zamora se abrirá al tráfico este martes, 12 de mayo, lo que supone que la totalidad del recorrido de esta vía --conocida como Ruta de la Plata-- entre Gijón y Sevilla cuenta se podrá realizar en autovía o autopista.

Las obras del tramo Benavente-Zamora, que se iniciaron en el verano de 2013 con un presupuesto de 179 millones de euros, pertenecen según han informado fuentes del Ministerio de Fomento en un comunicado recogido por Europa Press, a un contrato de concesión de obra publica que incluye la construcción de la autovía y su posterior conservación y explotación por parte de la concesionaria durante un periodo de 30 anos.

El tramo que se pone en servicio tiene una longitud de 49 kilómetros y completa todo el eje viario entre Gijón y Sevilla, "fundamental para la vertebración del occidente español con una infraestructura moderna de gran capacidad" de norte a sur de la Península, que se puede recorrer en autovía entre Sevilla y León y entre Campomanes y Gijón, mientras que en el tramo entre la capital leonesa y la población asturiana, en la autopista AP-66.

Este nuevo tramo de autovía supondrá, han añadido las mismas fuentes, "una conducción más cómoda y segura que el tránsito actual" por la carretera N-630 y una disminución de los tiempos de recorrido entre Benavente y Zamora de aproximadamente 15 minutos.

Así, se podrán beneficiar de ella los vecinos de localidades como Barcial del Barco, Villaveza del Agua, Santovenia, Granja de Moreruela, Riego del Camino, Fontanillas de Castro y Montamarta les evitará soportar el paso de hasta 8.000 vehículos que de media circulan diariamente por las travesías de estas poblaciones.

Las obras se han dividido en los tramos de Castrogonzalo(A-6)-Santovenia, con 14,3 kilómetros de longitud; Santovenia-Fontanillas de Castro, de 17,8 kilómetros; y Fontanillas de Castro-Zamora, con 16,9 kilómetros.

La calzada se configura con dos carriles de 3,5 metros de ancho por sentido, arcenes exteriores de 2,5 metros e interiores de un metro, así como mediana de 10 metros. El tramo cuenta con tres zonas de descanso, dos áreas con recinto comercial y nueve enlaces que permitirán el acceso a las localidades y el viario del entorno.

Así, tendrá conexiones con la autovía A-6, la carretera ZA-123, la N-630 y la N-631; así como con las localidades de Santovenia, Villaveza, Riego del Camino, Fontanillas y Montamarta.

Para que la autovía supere el paso sobre cauces y vaguadas, o dar continuidad a carreteras, caminos, vías pecuarias o pasos de fauna interceptados por la autovía, se han construido cinco viaductos, 34 pasos superiores y 14 inferiores. Con ello se asegura la adecuada permeabilidad transversal de la infraestructura sobre el territorio circundante.

Entre ellas destaca el viaducto sobre el embalse de la presa de Ricobayo en el río Esla, que tendrá aproximadamente 240 metros de longitud.

INTEGRACIÓN AMBIENTAL

Según las mismas fuentes, se ha cuidado la integración ambiental de la nueva infraestructura, con medidas preventivas, correctoras y compensadoras del impacto ambiental previstas. Entre las medidas de integración ambiental destacan la disposición de numerosos pasos de fauna, la reposición de vías pecuarias, la revegetación de taludes mediante tierra vegetal, hidrosiembra y plantaciones, la instalación de pantallas de protección contra el ruido en zonas próximas a núcleos urbanos.

La inversión en medidas de integración ambiental asciende a 7,45 millones de euros.