Aprobada la reordenación de Cultura en Valladolid sin consenso con la oposición, que la ve como "partidista"

Mesa presidencial del Pleno de Valladolid. 28-12-18
EUROPA PRESS
Publicado 28/12/2018 17:36:41CET

El alcalde lamenta el mal ambiente en un Pleno pese a las fechas navideñas

VALLADOLID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado, en Pleno extraordinario, la integración de las Fundaciones Museo de la Ciencia, Patio Herreriano y Teatro Calderón en el Área de Cultura, aunque sin consenso con los grupos Popular y de Ciudadanos, que han considerado que la reordenación es "partidista" y un "intercambio de cromos" con Sí Se Puede.

La sesión plenaria, la última de este 2018 en el Ayuntamiento de Valladolid, ha servido también para aprobar la nueva composición del Consejo Rector de la Fundación Municipal de Cultura así como una rectificación de error material para considerar la tarifa del agua como una contraprestación no tributaria en lugar de como una tasa.

El debate más extenso ha sido el relativo a la asunción por parte del Ayuntamiento de las entidades Museo de la Ciencia, Patio Herreriano y Teatro Calderón, con lo que se da "un paso más" en un proceso de reordenación del Área de Cultura que, según quipo de Gobierno ha llevado unos dos años de trabajo, si bien la edil del Partido Popular Mercedes Cantalapiedra considera que ha estado "dando vueltas" durante los tres años y medio del actual mandato.

Redondo ha subrayado que la reordenación persigue mejorar la "eficiencia" del área y solventar la situación de estas entidades que ha asegurado que se encontraban "en situación crítica" cuando el actual equipo de Gobierno llegó al Ayuntamiento en 2015 ya que el anterior "no había actuado" y, ha ejemplificado, "el muerto olía bastante mal". Ahora, ha recalcado, lo han "revitalizado" y le augura una "larga vida".

La concejal incide en que además de la eficacia, la ordenación refuerza y complementa la actividad cultural en la ciudad, "garantiza la equidad" en los puestos de trabajo y se abre a la participación ciudadana y de entidades del sector.

Sin embargo, los grupos de la oposición han mantenido la oposición a este proceso que, como ha explicado la concejal del PP Mercedes Cantalapiedra ya planteó el anterior equipo de Gobierno a finales de 2014 "con consenso", si bien se paralizó ante la cercanía de las Elecciones de 2015. Después, ha lamentado que Ana Redondo ha "mareado" al Ayuntamiento durante todo el mandato.

Cantalapiedra ha subrayado que la culpa de que "no haya consenso ni lo haya habido" es de la propia edil de Cultura que, ha recordado, "se ha negado a aclarar" aspectos como la presentación de un documento que establezca claramente las condiciones laborales de cada trabajador del Área y un compromiso de mantenimiento de los espacios culturales.

Sin embargo, la edil 'popular' ha interpretado que Ana Redondo "ha tenido que plegarse" al criterio de Sí Se Puede para sacar adelante el proyecto de reordenación. Finalmente, Cantalapiedra ha reclamado que se "recapacite" y se busque consejo para contar con los informes adecuados por parte del interventor y del concejal de Hacienda, pues la edil del PP considera que Redondo no ha permitido llevar este tema a la Comisión de la que dependen los asuntos de personal.

"INTERCAMBIO DE CROMOS"

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente, ha calificado el proceso de "intercambio de cromos" entre el equipo de Gobierno y sus socios de Sí Se Puede, hasta el punto de que ha afirmado que, cuando se planteaban dudas en la Comisión de Cultura, era la concejal de SíVA Gloria Reguero quien daba explicaciones, en lugar de la titular del Área.

Vicente ha incidido en que estaban inicialmente de acuerdo en la necesaria apuesta por la "eficacia y la eficiencia" en el Área de Cultura, pero lo dejaron de apoyar cuando vieron que era un planteamiento "partidista".

Los grupos que apoyan el acuerdo se han apresurado a censurar que Vicente hable de "intercambio de cromos" pues, como ha apostillado Ana Redondo, es lo que "hacen en Andalucía" al pactar "con la extrema derecha xenófoba".

La concejal de SíVA Gloria Reguero ha considerado "razonable" y "deseable" la integración de las fundaciones en el Área de Cultura, lo que facilitará una distribución adecuada de los recursos culturales. Para ella, este proceso permitirá que la Fundación Municipal de Cultura sea "más transparente, pública, participativa y respetuosa con cada uno de los centros que la componen".

Mientras tanto, Rosalba Fonteriz, edil de VTLP ha querido destacar el nivel de acuerdo logrado, pese a que PP y Ciudadanos se han opuesto y ha recordado que el anterior equipo de Gobierno del PP llevaba la ordenación en el programa para su último mandato, pero "no pudo o no supo" llevarla a cabo.

En definitiva, los grupos que han propiciado esta reordenación han manifestado que todavía quedan "nuevos esfuerzos" por realizar en el proceso para mejorar la gestión cultural de la ciudad.

En la sesión se ha aprobado la constitución del Consejo Rector de la FMC, al que acceden como miembros titulares los 'populares' Antonio Martínez Bermejo, Mercedes Cantalapiedra y Fernando Rubio; Pedro Herrero y Victoria Soto por parte del PSOE; Alberto Bustos y Rosalba Fonteriz, de VTLP; Gloria Reguero de SíVA y Pilar Vicente de Ciudadanos.

AQUAVALL

El tercer punto que se incluía en el Pleno extraordinario era la rectificación de error material en la ordenanza del servicio de gestión del agua para el cobro de tarifas como una contraprestación patrimonial no tributaria en lugar de como una tarifa.

En el breve debate de este punto, el portavoz 'popular' ha tratado de preguntar por qué el nivel de ejecución de las inversiones que lleva a cabo Aquavall está en "el 10 por ciento de lo comprometido", por lo que el alcalde, Óscar Puente, le ha llamado al orden para que se ciñera a la cuestión que se planteaba en esta sesión extraordinaria.

Asimismo, Martínez Bermejo ha aseverado que con la entrada de la entidad pública Aquavall se ha "subido indirectamente" el precio a "30.000 personas" que ya no se pueden beneficiar de alguna de la reducción del precio que se aplicaba anteriormente. Aunque no se ha mostrado en contra de reconocer este error material, el portavoz ha subrayado que el problema son los "muchos errores sustanciales" que ha cometido el equipo de Gobierno a los que ha dado un "no rotundo".

La concejal de Medio Ambiente, María Sánchez, ha defendido que esas cifras no son ciertas, al igual que no era cierto que, como aseguraba el PP, las tarifas del agua iban a subir, pues en 2019 se mantendrán igual que estaban en 2017.

La edil de VTLP ha recordado que el sistema de bonificaciones actuales actual es más justo y que, por el mismo, este año se han beneficiado un total de 67 familias. También ha avanzado que junto a la próxima factura de 2019 Aquavall enviará a los usuarios información sobre las nuevas bonificaciones, que son del 75 por ciento de la cuota para familias con ingresos inferiores a 1,5 veces el Iprem y de un 50 por ciento para las familias numerosas acreditadas, para las que el Grupo Popular proponía un 75 por ciento de exención.

Tras el debate y justo antes de la votación que ha concluido con 15 votos a favor y 13 abstenciones de PP y Ciudadanos, el alcalde ha tomado la palabra para lamentar el "ambiente" que ha habido en el Pleno para debatir sobre la rectificación un error material. "Luego irán diciendo que tienden la mano", ha reprochado el regidor en relación a los 'populares'.

Contador