La campaña de riego dependerá de la primavera en Carrión, Bajo Duero y Adaja, cuyo subsistema está en "alerta"

Embalse de la Cuerda del Pozo.
CHD. - Archivo
Publicado 15/03/2019 14:15:47CET

VALLADOLID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La campaña de riego dependerá de la evolución de la primavera en los sistemas Carrión, Bajo Duero y Adaja, cuyo subsistema está en "alerta", según la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), que inicia el lunes las juntas de explotación de cara a la campaña de este año.

Así, según un comunicado de la CHD recogida por Europa Press, en función de los datos existentes y a la espera de la evolución climatológica en las próximas semanas, se puede "avanzar" que la campaña de riego estaría garantizada en los sistemas Esla-Valderaduey, Órbigo-Tuerto, Águeda, Tormes, Arlanzón, Alto Duero y Riaza, con dotaciones similares a las del año pasado.

En el caso del Carrión, Bajo Duero y Adaja, la dotación definitiva dependerá de la evolución de la primavera, aunque la situación en la cuenca del año 2018-2019 es mucho más favorable que la del año hidrológico anterior.

Sin embargo, ha señalado que "es destacable" que el subsistema Adaja aparece en el informe de seguimiento de sequía de marzo en situación de alerta en materia de escasez, debido a las reservas existentes en el embalse de Las Cogotas. "Una tendencia que hay que vigilar atentamente", ha añadido.

En estos momentos, los embalses gestionados por la CHD se encuentran al 77,9 por ciento de su capacidad, con 2.242,1 hectómetros cúbicos de agua almacenados, dieciséis puntos más que hace un año, y cinco por encima de la media de la última década.

PRÓXIMAS REUNIONES

La Confederación celebrará a partir de la próxima semana las juntas de explotación ordinarias de cara al inicio de la campaña de riego 2019, la primera de las cuales se concretará este lunes, 18 de marzo, en los sistemas Águeda y Tormes, donde los regantes conocerán los datos precisos sobre las reservas existentes para planificar sus cultivos.

Las juntas tienen como objeto determinar las dotaciones de referencia en cada sistema, en función de la disponibilidad de agua, así como la propuesta de volumen mínimo de embalse a conservar al final de la campaña, ha explicado en un comunicado recogido por Europa Press la CHD, que ha añadido que esta propuesta se elevará posteriormente a la Comisión de Desembalse.

Al igual que ocurrió el año pasado, la CHD contempla nuevas reuniones durante los meses de abril y mayo, en aquellos sistemas donde la dotación disponible en marzo pueda ser insuficiente para garantizar el desarrollo de una campaña normal, por si las circunstancias climatológicas de la primavera permitieran incrementar dicha dotación por hectárea.

De igual forma, el organismo de cuenca tratará de flexibilizar el inicio de la campaña de riego, atendiendo así las peticiones de algunas comunidades para comenzar el riego con antelación al 1 de abril.

Contador