Publicado 10/02/2022 18:27

Casi cinco años de cárcel para un vecino de la calle Cigüeña y tres para su esposa por tráfico de drogas

El varón acusado, de pie ante el tribunal en el momento en el que se acoge a su derecho de no declarar.
El varón acusado, de pie ante el tribunal en el momento en el que se acoge a su derecho de no declarar. - EP.

VALLADOLID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Valladolid ha dictado sentencia condenatoria por tráfico de drogas contra el matrimonio compuesto por Roberto C.R. y Trinidad R.J, vecinos del barrio de Pajarillos, concretamente cuatro años y diez meses de cárcel para él y tres años y medio para su esposa.

Esta última ya era conocedora de la pena por cuanto la había pactado con la acusación pública el día del juicio celebrado el pasado día 27 de enero, mientras que su esposo, quien mantuvo su inocencia, ha sido condenado ahora a cuatro años de prisión por el delito de tráfico de drogas y a otros diez meses más por tenencia de armas prohibidas, junto con una multa de 5.000 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

UNA ESTRELLA NINJA

El tribunal entiende probado que la parejaba traficaba con cocaína desde dos pisos ubicados en los números 18 y 30 de la calle Cigüeña, en el barrio de Pajarillos, el segundo de ellos propiedad de un hijo, y en los que los agentes se incautaron de sustancias y de distintas armas, entre ellas un machete y una estrella ninja.

Las 'esperas' y vigilancias de los policías permitieron presenciar distintas transacciones entre octubre de 2020 y febrero de 2021 en las inmediaciones de los pisos de los detenidos, así como la distinta actitud que la pareja mostraba, "ya que cuando iban de paseo o de compras actuaban con total normalidad pero cuando estaban con clientes adoptaban una actitud vigilante", coincidieron varios agentes que participaron en el operativo.

Sin embargo, el defensor de Roberto mantuvo su solicitud de absolución al alegar que a lo largo de las pesquisas no se produjo ni una sola aprehensión de droga a supuestos clientes, a excepción de la registrada el 14 de febrero de 2020 a un varón que ese día entró en el edificio de su patrocinado y que más tarde fue interceptado con una papelina en la calle Nicolás Salmerón.

Casualmente, ese día, tal y como apuntó el defensor, su cliente permanecía ingresado en régimen cerrado en el centro de deshabituación San Juan de Dios de Palencia, con lo que difícilmente puso ser el 'camello' que suministró la cocaína al varón detenido por la policía.

El fiscal del caso solicitaba inicialmente seis años de prisión para cada uno de los acusados, si bien finalmente pactó tres años y medio con Trinidad y pidió cinco años y diez meses para Roberto por delito contra la salud pública y tenencia de armas prohibidas.

Aplica a los dos la agravante de reincidencia y la atenuante analógica de drogadicción, así como la atenuante de confesión en el caso de la esposa.

Más información