Publicado 28/10/2021 13:45CET

Condenada a un año y medio la mujer detenida con drogas el mismo día en que cumplía una condena anterior

Archivo - Trib.- A juicio al administrador de una comunidad de propietarios de Valladolid por apropiarse de 96.000 euros
Archivo - Trib.- A juicio al administrador de una comunidad de propietarios de Valladolid por apropiarse de 96.000 euros - EUROPA PRESS. - Archivo

VALLADOLID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Valladolid ha impuesto una pena de un año y medio de prisión a la mujer que fue detenida con sustancias en mayo del presente año en la capital, casualmente el mismo día en el que daba por cumplida una condena anterior por idénticos hechos.

En lugar de los cuatro años y medio que pedía para ella el fiscal, la procesada, Susana G.G, ha llegado a un acuerdo con el acusador público para asumir una pena de un año y medio de cárcel y el pago de una multa de 300 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Susana G.G. fue detenida el 2 de mayo del presente año en el aparcamiento próximo a la antigua cárcel, en el barrio del Hospital, en posesión de distintas cantidades de droga que llevaba en su coche y que.

La traficante ya fue condenada a tres años y medio de cárcel en 2015 por la Audiencia de Valladolid por tráfico de drogas que dejó cumplida el 2 de mayo de 2018, justamente el día de su nueva detención tres años después.

En el momento de la detención, los agentes ocuparon en el turismo cuatro trozos de resina de cannabis, con un peso neto de 5,16 gramos; una pastilla de MDMA, con un peso de 0,28 gramos; cuatro sellos de LSD, con un peso de 0,4 gramos; una bolsa con 5,83 gramos de anfetamina, así como una báscula de precisión, tres teléfonos móviles, cuatro paquetes de bolsas de autocierre, una bolsa con gomas elásticas, unas tijeras, una hoja de papel con anotaciones de cantidades y dinero, una bolsa de alambres y 300 euros en billetes de diverso valor procedentes de esta actividad delictiva.

El total de las sustancias aprehendidas por los agentes habría podido alcanzar en el mercado un valor de 326.19 euros.

A la procesada se le aplica, por un lado, la agravante de reincidencia y, por otro, la atenuante analógica de drogadicción, al considerar probado que presenta un trastorno por el consumo de cannabis, anfetaminas y otros derivados a lo largo de varios años que la provocan una leve alteración de la capacidad volitiva.

Para leer más